Actualizado 06/09/2009 14:01 CET

El alcalde de San Juan defiende un "buen" trabajo para mitigar las molestias del metro

SAN JUAN DE AZNALFARACHE (SEVILLA), 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

El alcalde de San Juan de Aznalfarache, Juan Ramón Troncoso (PSOE), aseguró que hoy que el Ayuntamiento y la Consejería de Obras Públicas y Transportes están "actuando bien" para mitigar las molestias denunciadas públicamente por los residentes de las urbanizaciones Cornisa Azul y Montelar en cuanto a los ruidos de la primera línea del metro, insistiendo en que "nadie ha dicho que el ruido no moleste" pero señalando que se "trabaja" para solucionarlo.

En declaraciones a Europa Press, Troncoso se adhirió a la respuesta parlamentaria en la que la consejera de Obras Públicas y Transportes de la Junta de Andalucía, Rosa Aguilar, manifestaba que los ruidos generados por la primera línea del metro en el Barrio Alto de San Juan de Aznalfarache se encuentran "por debajo" de los niveles máximos permitidos.

Mientras la consejera recordaba que el torneado de las ruedas de los trenes es un trabajo "continuo" que se va realizando en las unidades en función del kilometraje recorrido y la medida de los planos, el alcalde consideró probado que se está "trabajando bien" para mitigar estas molestias, porque "nadie ha dicho que el ruido no moleste". "Estamos dentro de los límites legales --de ruido-- y aún así, seguimos trabajando para rebajarlos", dijo.

En cuanto al engrase de los carriles, como señalaba la consejera, ya se ha finalizado la instalación y funcionamiento de los engrasadores de pestaña y, en lo que respecta a las mediciones de 24 horas tomadas en las urbanizaciones reseñadas, los niveles de ruido se encontraban por debajo de los niveles exigidos en la normativa de aplicación.

No obstante lo anterior, la Consejería recordó que se han mantenido reuniones con el Ayuntamiento de San Juan de Aznalfarache y asociaciones de vecinos del municipio, acordándose la instalación de pantallas en la zona paralela a la carretera A-8058, en el tramo con el cruce con la A-8057 y el cruce con el Puente de los Derechos Humanos.

Según Aguilar, esta actuación va "más allá" de lo que la norma dispone, y se realiza para mejorar la incidencia del ruido en los vecinos de la zona, "aunque las medidas y niveles de ruido se encuentran dentro de los parámetros exigidos".

La 'Plataforma Ciudadana Contra el Ruido' de la localidad, sin embargo, ya recalcó este verano la posibilidad de presentar una denuncia contra la Junta de Andalucía con motivo del "incumplimiento" del Reglamento de Protección Contra la Contaminación Acústica, incumplimiento que viene dado por la saturación acústica existente en las zonas de Montelar o Cornisa Azul, "sobrepasando", ya en el año 2007, los límites legales de ruidos --fijados en 65 decibelios diurnos y 50 decibelios nocturnos--, según aseveró a Europa Press un portavoz de la plataforma.