Alrededor del 50% de las personas transexuales ejercen "en algún momento" la prostitución, según un estudio

Actualizado 06/09/2012 17:29:06 CET
EUROPA PRESS

Chamizo apoya la petición del colectivo en Andalucía de crear una Ley integral de transexualidad en esta legislatura

SEVILLA, 6 Sep. (EUROPA PRESS) -

Casi el 50 por ciento de las personas transexuales han ejercido en algún momento la prostitución, un dato que refleja la "cruda realidad" que vive este colectivo y que se desprende del estudio 'Transexualidad en España: Análisis de la realidad social y factores psicosociales asociados', realizado por un grupo de investigadores del Departamento de Psicología Social, Antropología Social, Trabajo Social y Servicios Sociales de la Facultad de Estudios Sociales y del Trabajo de la Universidad de Málaga a petición de la Federación Estatal de Lesbianas, Gays, Transexuales y Bisexuales.

El estudio, para el que se han encuestados 153 personas de toda España, siendo 110 mujeres transexuales y 43 hombres transexuales, entre 15 y 69 años de edad, es el primero que se realiza a nivel nacional y desvela "la cruda realidad" del colectivo. La investigación, que ha sido presentada en Sevilla este jueves por el Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, y la presidente de la Asociación de Transexuales de Andalucía (ATA), Mar Cambrollé, refleja que el nivel educativo de la mayoría de los encuestados es "medio-alto", si bien, sólo el 39,2 por ciento hizo visible su transexualidad cuando estudiaba. En el ámbito educativo, el 32,8 por ciento de las personas consultadas señala haber tenido "bastante o mucho conflicto" con los compañeros.

Un tercio de los encuestados afirma tener "ingresos inferiores a 600 euros, de los que un 15 por ciento cuentan con menos de 300 euros", lo que refleja "el nivel de precariedad económica del colectivo" y el alto nivel de desempleo, que alcanza el 35 por ciento.

En este sentido, llama la atención que casi uno de cada dos encuestados reconozca "haber ejercido en algún momento la prostitución", en concreto el 48 por ciento. Al hilo de esto, Chamizo ha apuntado que el índice de inserción laboral de personas transexuales que ejercen la prostitución es alto si encuentran otro camino. "El 90 por ciento de transexuales que ejercen la prostitución si tuviera opción de conseguir trabajos sin cualificación la dejarían", afirma Cambrollé.

La investigación desprende la percepción de que la falta de empleo es, frecuentemente, por ser transexual. Además, en el ámbito laboral, el 55,9 por ciento de las personas consultadas en la investigación señala haber tenido algún tipo de conflicto en el trabajo al hacer pública su transexualidad, lo que revela el nivel de rechazo social del colectivo.

CONSCIENTE DE SER TRANSEXUAL DESDE LOS 10 AÑOS

Por otro lado y en referencia a la identidad sexual, Cambrollé ha señalado que el estudio refleja que la media de edad a la que se es consciente de la propia transexualidad se sitúa en 10,8 años, lo que coincide con el inicio de la pubertad que se sitúa entre los diez y los doce años. Sin embargo, este dato contrasta con que la comunicación a otra persona se produce "bastante más tarde, entorno a los 18 años". "Desde pequeña edad eres consciente de que eres diferente, pero no hay una situación favorable para hacerlo visible y se sufre mucho", ha advertido Cambrollé.

En cuanto a los diversos tratamientos realizados para adecuar el aspecto físico a la identidad sexual, se observa que la mayoría de las personas encuestadas se han sometido a tratamiento hormonal. Aunque también la mayor parte señala haberse sometido a intervenciones quirúrgicas, el número es notablemente menor. Por último, en el caso de reasignación de sexo, el 15 por ciento reconocen haberse sometido a cirugía.

Con respecto a las principales vías de apoyo, que son la familia y los amigos, el ámbito familiar es la principal fuente de ayuda económica, mientras el apoyo emocional proviene de las amistades. Sin embargo, existe "un gran nivel de insatisfacción" por la vida que tienen y los problemas para hacer visible su identidad en el ámbito laboral, educativo, familiar y sanitario.

MARCO JURÍDICO PARA LA NO DISCRIMINACIÓN

Ante esta situación, Mar Cambrollé, pide a las administraciones, al Gobierno de la Junta de Andalucía y a los partidos políticos, un marco jurídico que garantice la no discriminación y los derechos colectivos en una Ley integral de transexualidad, que ya pedimos en 2009 y que terminó en una Proposición No de Ley presentada en el Parlamento por el PSOE. Apunta que esta solicitud va en el acuerdo programático de gobierno de PSOE e IU.

"Es un ley necesaria porque va a trabajar en tres aspectos principales, en políticas de acción positivas en empleo; en educación con protocolos y campañas de sensibilización para docentes; y el ámbito sanitario, donde tenemos una gran demanda", ha afirmado, al tiempo que ha continuado recordando que Andalucía ha sido pionera en 1999 creando la primera unidad de atención a personas transexuales, pero demanda una renovación de los protocolos de atención que son obsoletos y no incluyen a menores transexuales.

El Defensor del Pueblo Andaluz, José Chamizo, ha subrayado el valor del informe sobre un grupo de personas que "no lo pasan bien en la vida". Al tiempo, ha valorado la valentía que han tenido para hacer frente y defender los derechos del colectivo.

En este sentido, se ha sumado a la petición de una ley integral que incluya aspectos fundamentales como la no discriminación y el tratamiento sanitario, revisando los protocolos. Cambrollé ha indicado al respecto que espera que la ley "no se dilate más en el tiempo".

De otro lado, Chamizo ha recordado que "históricamente" ha recibido muchas denuncias de personas por problemas de cambio de sexo, pero también por expulsiones en el trabajo, que consiguen un puesto laboral por ser transexual, por palizas, desprecios, en definitiva, por situaciones de marginación.