Actualizado 25/06/2014 18:30 CET

Alumnos de la UCO defienden que se pueden parar los desahucios y que la Ley andaluza es constitucional

MADRID, 25 Jun. (EUROPA PRESS) -

Estudiantes del Laboratorio Jurídico sobre Desahucios de la Universidad de Córdoba (UCO), coordinados por el profesor Antonio Manuel Rodríguez Ramos, han reclamado este miércoles que los jueces puedan parar los desahucios cuando concurran causas humanitarias y han defendido con argumentos jurídicos que la Ley andaluza de la Función Social de la Vivienda, recurrida por el Gobierno central y suspendida cautelarmente por el Tribunal Constitucional, es "plenamente constitucional".

Por un lado, cuatro alumnos de la asignatura de Derechos Reales, de tercer curso de Grado en Derecho, han expuesto en el Congreso y ante varios diputados cómo el estudio de la legislación española y la internacional y la jurisprudencia el Constitucional pone de manifiesto que los cuatro artículos impugnados de la ley andaluza "son, jurídicamente, totalmente constitucionales".

Los alumnos han estudiado sentencias como la que promulgó la constitucionalidad de la Ley Agraria y que resolvió jurídicamente los puntos que ahora se atacan en el recurso a la norma andaluza. Al respecto, también han subrayado que la sentencia del TC sobre la Ley Agraria pone de relieve que "no se puede entender el derecho a la propiedad sin la función social de la vivienda".

Los estudiantes también han analizado las legislaciones de países como Alemania o Francia que son mucho más rígidas que la ley suspendida o la ley catalana que también desarrolla la función social de la vivienda y que no se ha impugnado.

Por otra parte, otros cinco alumnos del mismo curso han reclamado una "reforma inmediata" del artículo 704 de la Ley de Enjuiciamiento Civil, para que los jueces puedan suspender los desalojos de vivienda cuando concurran causas humanitarias, una petición a la que han llegado tras un "trabajo gigantesco de investigación y estudio" que ha pasado por analizar el concepto de vivienda como bien jurídico destinado a función social o las diferentes situaciones de las personas en especial vulnerabilidad.

Así las cosas, su conclusión es que es "necesaria una reforma" para la paralización provisional de los desahucios por razones humanitarias. Como esa reforma cabría en muchos preceptos del ordenamiento jurídico español y no hay un procedimiento específico para la vivienda, los alumnos creen que su petición podría tener cabida en el artículo 704 de la Ley de Enjuiciamiento Civil.

De ese modo, cambian, para empezar, su título por el nuevo 'Lanzamiento de vivienda', "más directo y que indica lo que pretende quitando el estigma que conlleva el actual ('Ocupantes del inmueble que deban entregarse')", además, piden ciertas modificaciones sobre las justificaciones que los afectados pueden realizar de su situación.

Lo más destacable para los alumnos es la modificación de ese artículo en cuanto a que los jueces puedan, de oficio, suspender el lanzamiento cuando concurran causas humanitarias apreciadas discrecionalmente, hasta que se garantice la protección de los derechos o intereses en riesgo; mientras que los fiscales podrán intervenir en situaciones de especial vulnerabilidad como la afección a menores, dependientes, víctimas de violencia de género o discapacitados, entre otros.

"DEBER COMO CIUDADANOS Y JURISTAS"

Esta es la segunda vez que los estudiantes de la UCO visitan el Congreso de los Diputados, pues el año pasado los entonces alumnos del Laboratorio Jurídico sobre Desahucios registraron once medidas de reforma hipotecaria para paliar el drama de los lanzamientos, siendo recibidos por cinco grupos parlamentarios y admitidas a trámite sus propuestas.

Este año, los nuevos integrantes del Laboratorio ya han expuesto sus iniciativas en el Parlamento de Andalucía. Es su "deber como ciudadanos y como futuros juristas hacer esto", han asegurado los estudiantes, conscientes de la inmediatez que necesita la resolución de "un problema que no debería haber existido".

"Debemos dejar nuestro ejemplo, si no no seremos dignos de la próxima generación", han concluido los alumnos de la UCO.