La AMPA del CEIP Rodríguez Almodóvar de Alcalá mantiene su convocatoria de aulas vacías en el comienzo de curso

Publicado 09/09/2019 14:18:31CET
Situación denunciada por la AMPA del colegio Rodríguez Almodóvar
Situación denunciada por la AMPA del colegio Rodríguez AlmodóvarAMPA

ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

A menos de 24 horas para que este martes arranque el curso 2019/2020 para los alumnos de segundo ciclo de Educación Infantil, Primaria y Educación Especial, la asociación de madres y padres de alumnos (AMPA) del colegio Antonio Rodríguez Almodóvar de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) mantiene su convocatoria para que dicho centro comience el curso con sus aulas vacías al no acudir los niños, al insistir en que algunas zonas del recinto contiguas al espacio donde está siendo al fin construida la segunda fase del colegio no ofrecen "suficiente seguridad".

Teresa Vega, presidenta de la AMPA, había explicado ya a Europa Press que fue el pasado mes de marzo cuando arrancó el grueso de los trabajos de construcción de la segunda fase del nuevo complejo del Centro de Educación Infantil y Primaria (CEIP) Antonio Rodríguez Almodóvar, después de que la primera fase del nuevo recinto fuese estrenada en el curso 2014/2015 y mediasen no pocas reivindicaciones en demanda de la construcción de esta ampliación del edificio.

La obra, contratada por más de dos millones de euros a la empresa Construcciones Olmo Cecilia SL, está destinada a la construcción de un edificio de 12 aulas de Educación Primaria, cuatro aulas de pequeño grupo, un aula de Educación Especial, sala de usos múltiples y biblioteca, entre otros aspectos.

EL ESTADO DE LA VALLA

Pero según la AMPA, para separar el patio delantero del recinto estrenado en el curso 2014/2015 del espacio donde son acometidas las obras de ampliación había sido instalada una mera "valla" no suficientemente "anclada" al suelo y que no impedía plenamente acceder a la zona de obras, toda vez que en este patio están ubicadas dos aulas prefabricadas dobles.

En cuanto al patio de recreo, donde son acometidas las obras de unión de los edificios de educación infantil y primaria, junto a la entrada de otro aula prefabricada doble, "queda un espacio carente de seguridad y de acceso a la zona de obra con un desnivel de más de un metro de profundidad, sin ninguna protección que impida la caída de algún alumno", según denunciaba la asociación.

Por ello, la AMPA y parte del consejo escolar decidieron que al no reunir el centro "las medidas de seguridad necesarias para que los más de 450 alumnos inicien el curso sin riesgo para su integridad física", procedía que las familias no permitan la asistencia a las clases de sus hijos por su propia seguridad, si bien desde la Consejería de Educación indicaban a Europa Press que ya se estaban adoptando medidas apropiadas para garantizar toda la seguridad en el colegio pese al desarrollo de las obras, como la plena fijación de las vallas, mallas en éstas para impedir el acceso de los menores o la retirada de materiales de obra en determinados lugares.

Pero si bien la presidenta de la AMPA ha reconocido a Europa Press que las autoridades han adoptado "en principio algunas medidas" para mejorar la seguridad, a juicio de la asociación la situación "sigue igual" en el caso del patio de recreo, donde además se habría producido "un desprendimiento" de materiales que habría motivado un apuntalamiento provisional. Dado el caso, la AMPA mantiene su convocatoria para que las familias no permitan que sus hijos acudan a las aulas este martes.

Contador

Para leer más