El Ayuntamiento de Alcalá alega que su acuerdo con el BBVA incluye una "quita" y resulta "satisfactorio"

Publicado 05/04/2018 20:36:38CET

ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 5 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Gobierno local socialista del Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla) ha replicado este jueves a las críticas del Grupo popular por los "más de 400.000 euros" afrontados por los intereses financieros de préstamos bancarios y otros aspectos económicos, defendiendo que el acuerdo alcanzado con el BBVA para hacer frente al pago de intereses hipotecarios sobre una serie de naves de propiedad municipal "es satisfactorio ya que se ha logrado una quita importante de la cantidad a satisfacer y se consolida un patrimonio público con el que impulsar políticas de desarrollo".

El acuerdo, suscrito por la edil de Hacienda, Rocío Batida, supone según el PSOE que el Ayuntamiento "se haya ahorrado 300.000 euros" en intereses, después de que el banco BBVA haya aceptado una "quita" de este importe, y el desistimiento, por parte de la entidad bancaria, del litigio que sin este acuerdo se hubiera iniciado sobre una serie de naves industriales que ahora ya están libres de cargas y deudas pendientes.

"El montante económico de la operación está cifrado en poco mas de 450.000 euros. Una cantidad que supone una inversión para el patrimonio del ayuntamiento ya que, al tratarse de naves industriales, las mejoras actuales en las condiciones de venta en el mercado inmobiliario para este tipo de construcciones permiten que puedan ser atractivas a futuros empresarios que ya se han interesado por las mismas".

El equipo de gobierno considera así que "ante este tipo de negociaciones económicas hay que tener una visión política a medio plazo y no caer en el cortoplacismo populista que repercute de manera negativa en los intereses de las arcas públicas y por ende del conjunto de la ciudad".