El Ayuntamiento de Alcalá da audiencia a los ecologistas en la licencia de la cementera para una nueva nave

Publicado 21/06/2019 10:52:56CET
Sevilla.- Tribunales.-Los ecologistas de Alcalá recurren al Supremo la sentencia del litigio urbanístico de la cementera
ARCHIVO

ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 21 Jun. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Alcalá de Guadaíra (Sevilla), gobernado por Ana Isabel Jiménez (PSOE), ha concedido un trámite de audiencia al colectivo Alwadi-Ira/Ecologistas en Acción, con relación a la solicitud de licencia de obra mayor promovida por Cementos Portland Valderrivas para construir en su planta alcalareña una nueva nave de almacenamiento de materias primas de adición al crudo, extremo que los ecologistas conectan con el propósito de la empresa de incinerar derivados de residuos no peligrosos para su uso como combustible.

A través de un escrito fechado el pasado 7 de junio y recogido por Europa Press, el área de Urbanismo del Ayuntamiento de Alcalá da cuenta de la solicitud de personación de Alwadi-Ira/Ecologistas en Acción, en el expediente instruido ante la petición de licencia de obras cursada por Cementos Portland Valderrivas, zanjando que "con carácter previo a la emisión del informe jurídico que tendrá carácter de propuesta de resolución", los ecologistas cuentan con un "trámite de audiencia de diez días a fin de alegar y presentar los documentos" oportunos con relación a dicha solicitud de licencia de obras.

En ese sentido, recordemos que el Tribunal Superior de Justicia de Andalucía ha anulado de una parte el procedimiento seguido por la Junta de Andalucía para aprobar la modificación solicitada por Portland para la autorización ambiental de su planta cementera, a fin de que la misma pudiese incinerar derivados de residuos no peligrosos para su uso como combustible, y de otra la modificación puntual del planeamiento urbano aprobada por el Ayuntamiento alcalareño para estipular una "distancia mínima" de dos kilómetros entre las actividades industriales que "utilicen residuos como combustible alternativo" y las "zonas de suelo urbano o urbanizable", lo que en la práctica impedía la citada iniciativa de la empresa.

Y es que según los ecologistas, la petición cursada por Cementos Portland Valderrivas para instalar en su planta cementera de Alcalá una nueva nave de almacenamiento de materias primas de adición al crudo podría estar relacionada con el proyecto promovido para que la fábrica incinere derivados de residuos no peligrosos para su uso como combustible.

Al respecto, mientras la sentencia del Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) que anula el trámite seguido tiempo atrás para modificar la autorización ambiental unificada de la cementera y permitir la incineración de residuos no peligrosos en la planta fue ya ratificada por el Tribunal Supremo (TS), los ecologistas han recurrido recientemente ante esta última instancia judicial la resolución del Alto Tribunal Andaluz que, merced al litigio promovido por la empresa, anula de otro lado la modificación puntual del planeamiento urbano aprobada por el Ayuntamiento alcalareño con una "distancia mínima" de dos kilómetros entre las actividades industriales que "utilicen residuos como combustible alternativo" y las "zonas de suelo urbano o urbanizable".