Ayuntamiento señalizará a 30 km/h las entradas al casco histórico y estudia establecer calles residenciales

Ejemplo de calle que incumple la normativa de accesibilidad
EUROPA PRESS/A CONTRAMANO
Actualizado 30/01/2013 16:54:03 CET

SEVILLA, 30 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Sevilla colocará señales de limitación de velocidad de 30 kilómetros por hora para los vehículos a motor en todas las entradas al casco histórico de la ciudad y estudia la implantación en determinadas calles de señales de limitación a 20 kilómetros por hora y dar "prioridad absoluta" al peatón, requisitos de las calles residenciales.

Así lo ha informado el gobierno municipal en un escrito de la Dirección General de Movilidad, al que ha tenido acceso Europa Press, ante el recurso presentado por la asociación 'A Contramano' demandando la señalización de determinadas zonas de la ciudad y la ampliación de la prioridad peatonal a todas las calles con acerado "insuficiente".

'A Contramano' ha presentado escritos en el último año en el que solicitaban al Consistorio "que se proceda a la señalización como 'calle residencial' de todo aquel viario no peatonal en el que, por imposibilidad física, no pueda cumplirse lo establecido en el art.15 del decreto 293/2009, que establece una anchura mínima de las aceras e itinerarios peatonales de 1,50 metros".

En este sentido, la respuesta municipal ha sido que "se ha de informar de que se va a proceder a señalizar con límite de velocidad de 30 km/h todas las entradas al casco histórico de la ciudad y, con respecto al resto de calles que se señalan en el escrito presentado, se está estudiando la colocación de señales de límite de 20 kilómetros por hora y prioridad absoluta al peatón para su paulatina implantación".

En escritos previos, a los que ha tenido acceso Europa Press, 'A Contramano' lamentaba que, en calles con pavimento a un solo nivel, "sin la señalización vertical y horizontal adecuada, no queda claro cuáles son los itinerarios peatonales", y que la desaparición de los bordillos "en muchas ocasiones favorece el aparcamiento ilegal"; al tiempo que los postes de hierro para delimitar la calzada "en ausencia de señalización", "sólo sirve para añadir nuevos obstáculos al tránsito peatonal".

"Nos felicitamos todos y felicitamos al Ayuntamiento de Sevilla por esta decisión que coloca de nuevo a Sevilla a la vanguardia de las ciudades que apuestan por una movilidad urbana mas sostenible y saludable", han expresado desde la asociación en un comunicado tras conocer la resolución municipal.