Ayuntamiento de Sevilla comienza las obras de reurbanización integral de la calle Enrique Granados, en Cerro-Amate

Comienzan las obras de reurbanización integral
AYUNTAMIENTO DE SEVILLA
Publicado 06/01/2019 11:42:31CET

SEVILLA, 6 Ene. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Sevilla ha comenzado las obras de reurbanización integral en la calle Enrique Granados, en Cerro-Amate, que incluyen renovación del pavimento, eliminación de barreras arquitectónicas, creación de una nueva zona para juegos infantiles, adecuación de alcorques, áreas ajardinadas y parterres, así como la apertura de un acceso para vehículos de emergencias, del que hasta ahora carece esta vía de la barriada Virgen de los Reyes.

En un comunicado, el Consistorio ha detallado que el proyecto cuenta con un presupuesto total de licitación de 211.309 euros y un plazo máximo de ejecución de tres meses. Así, ha asegurado que se trata de "una actuación demandada desde hace ya muchos años por el vecindario", que "reclamaba" una vía específica de entrada para los servicios de emergencias, y que ahora se aborda para "mejorar el entorno como espacio de convivencia vecinal".

En este sentido, el delegado del distrito, Juan Manuel Flores (PSOE), la ha descrito como "una de las principales actuaciones" que se han puesto en marcha con presupuesto propio del Distrito Cerro-Amate a lo largo del actual mandato municipal (2015-2019) y "ejemplo del nuevo urbanismo que el alcalde de Sevilla, Juan Espadas, quiere para la ciudad".

El proyecto, cuya ejecución ha asegurado el Ayuntamiento que "se está consensuando con vecinos", atañe a la totalidad de esta calle, de carácter peatonal. En concreto, se pretende actuar sobre sus 4.550 metros cuadrados para renovar todos los pavimentos, crear rampas que faciliten el acceso a los bloques de viviendas --hasta ahora con escalones-- y el tránsito de las personas de su movilidad reducida, y ampliar y mejorar los parterres con arboleda que existen a lo largo de toda la calle.

Entrando en detalle, a los paterres se les quiere dar un "nuevo diseño" con piedras, más zona verde mediante jardinería a base de romero y lavanda, y se quiere hacer un ensanchamiento para que las raíces de los árboles no rompan la solería ni los caminos. Se replantarán, además, cuatro unidades, para las que se van a construir sus correspondientes alcorques.

La entrada de emergencias desde calle Tarragona se resolverá creando un camino de 3,50 metros de ancho, a través de pavimentación con hormigón impreso y sirviendo la rampa de acceso tanto para vehículos como para peatones. La plaza tendrá nuevos imbornales para recoger y evacuar el agua de lluvia y se instalarán seis nuevos bancos, al tiempo que se solicitará a la Empresa Metropolitana de Abastecimiento y Saneamiento de Aguas de Sevilla SA (Emasesa) una fuente de agua potable.

Igualmente, el Ayuntamiento ha indicado que los juegos infantiles han sido desmontados "para mejorarlos y reutilizarlos posteriormente". Así pues, la plataforma sobre los que se asientan quedará cubierta con césped artificial de colores y con dibujos y tendrá su correspondiente área de amortiguación de seguridad, al tiempo que algunos elementos de juego serán adaptados a los niños con diversidad funcional (juegos inclusivos). Alrededor de esta zona infantil se dispondrá una valla metálica de colores.

"Al finalizar la ejecución de este proyecto, habrá un antes y un después en este entorno, y trabajaremos para llevar este tipo de mejoras al conjunto de la barriada Virgen de los Reyes, cuyos vecinos también están realizando aportaciones al diseño final de esta intervención", ha concluido el delegado del Distrito Cerro-Amate, que ha realizado recientemente una visita de supervisión a estas obras en marcha.

Contador