Actualizado 27/01/2012 11:23 CET

Bruselas ve "equilibrado" el acuerdo agrícola con Marruecos

BRUSELAS, 27 Ene. (EUROPA PRESS) -

  La Comisión Europea ha celebrado el apoyo de la comisión de Comercio Internacional del Parlamento Europeo al nuevo acuerdo agrícola con Marruecos --cuya ratificación está aún pendiente de lo que diga el pleno de la Eurocámara-- y ha defendido que se trata de un convenio "equilibrado", tras las críticas del sector y el Gobierno español.

   Bruselas "cree que es un acuerdo equilibrado, que beneficiará a ambas partes, tanto a la UE como a Marruecos, y que fortalece esta importante relación", ha comentado el portavoz comunitario de Agricultura, Roger Waite.

   Los agricultores españoles critican el acuerdo porque creen que Rabat no respeta las reglas de precios y contingentes del convenio en vigor y dudan de que el nuevo régimen negociado mejore la situación. El Gobierno español y la oposición apoyan los argumentos de los productores y reclaman al comisario de Agricultura, Dacian Ciolos, que tome medidas inmediatas para corregir las irregularidades.

   El ministro de Agricultura, Miguel Arias Cañete, tachó de "desequilibrado" el nuevo acuerdo cuando participó el pasado lunes en su primera reunión de ministros del ramo de la UE.

   Preguntado por las críticas, el portavoz de Ciolos, ha apuntado que el acuerdo es "equilibrado" y ha recordado que ya ha sido aprobado por los Veintisiete, incluido España, y que sólo queda esperar al voto definitivo del pleno de la Eurocámara. El pronunciamiento positivo en la comisión de Comercio Internacional (INTA) este jueves es "un primer paso que celebramos", ha dicho Waite.

   La comisión INTA recomendó la ratificación del texto con la opinión en contra de los eurodiputados españoles del PP y del PSOE, que sumaron tres voces, pero con el apoyo de 23 votos y una abstención.

   La eurodiputada socialista Pepa Andrés explicó que el voto socialista en contra es una "señal clara" a la Comisión para que tome medidas urgentes y que la delegación española de socialistas en la Eurocámara mantendrá el voto negativo en el pleno si Ciolos no demuestra un compromiso claro de que atiende a las preocupaciones.

   A este respecto, Waite ha indicado que el Ejecutivo comunitario "sigue de cerca" la evolución en el mercado de "todos" los productos y que tomará medidas "cuando lo estime necesario". Sin embargo, otras fuentes comunitarias afirman que el departamento que dirige Ciolos "no prevé novedades" en las próximas fechas.

   La ratificación de la Eurocámara es el último requisito para que entre en vigor el acuerdo que prevé la liberalización progresiva de casi todos los productos agroalimentarios, aunque también incluye un régimen arancelario por contingentes para alimentos "sensibles" como el tomate, el pepino, la fresa, la mandarina, el ajo, el calabacín y el azúcar.

   La entrada en el mercado comunitario de un mayor volumen de tomate marroquí con arancel reducido es una ventaja fuertemente criticada por los agricultores españoles, en especial desde Canarias, Andalucía y Murcia. Otras comunidades autónomas como la valenciana se han sumado a las críticas por temor a que perjudique a otras producciones como la naranja.

   La opinión de la comisión de Comercio Internacional es la competente en este dossier y será la que se traslade al pleno del Parlamento Europeo para su voto, pero anteriormente se han pronunciado otras dos comisiones sobre el acuerdo, una a favor, la de Pesca, y otra, la de Agricultura, en contra.