3 de junio de 2020
 
Publicado 07/02/2020 17:18:47 +01:00CET

Carazo niega "pasividad" en la variante de Osuna y esgrime su propuesta de "protocolo urgente"

La consejera de Fomento, Marifrán Carazo, este viernes durante un desayuno informativo de La Razón
La consejera de Fomento, Marifrán Carazo, este viernes durante un desayuno informativo de La Razón - JUNTA DE ANDALUCÍA

SEVILLA, 7 Feb. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Fomento, Infraestructuras y Ordenación del Territorio, Marifrán Carazo, ha calificado de "desleales" las manifestaciones del secretario general de Infraestructuras del Ministerio de Transportes, Movilidad y Agenda Urbana (Mitma), Julián López Milla, tras su encuentro con los alcaldes de Arahal, Marchena, Osuna y Pedrera, en la que emplaza a la Junta a una reunión sobre la variante de Osuna-Pedrera y en la que habla de "pasividad" por parte del Gobierno andaluz.

"Hemos asegurado desde el minuto uno que, una vez acabaron las obras, en marzo de 2019, podían circular los trenes porque estaba aprobada una cesión temporal de la vía. Hemos planteado la firma de un protocolo urgente para que los trenes se pongan en marcha ya, como así se les comunicó a los alcaldes el pasado 8 de octubre en una reunión; y hemos solicitado innumerables reuniones para desbloquear este asunto jurídico y que se restablezca ya el servicio", ha defendido la consejera, que ha asegurado que "lo lógico" hubiera sido que el secretario general de Infraestructuras del Ministerio de Transportes se hubiera reunido con la Junta de Andalucía para solventar ya este tema, "pero no nos dan cita".

Por todo ello, Marifrán Carazo ha rechazado de plano que el Gobierno andaluz haya mostrado "pasividad" en este último año, "cuando la iniciativa siempre ha sido de la Consejería en las negociaciones y en las propuestas planteadas".

"Tras el cambio de criterio jurídico de Adif, que ha pedido la titularidad de la vía y no una cesión, hemos planteado varias opciones para desbloquear el servicio sin obtener respuesta. El Ministerio está jugando con los usuarios que esperan la puesta en marcha ya de estos trenes", ha lamentado la consejera.

PROTOCOLO "MAÑANA MISMO"

"Mañana mismo estoy dispuesta a firmar un protocolo para restablecer el servicio", ha reiterado Marifrán Carazo, toda vez que según el Mitma, la Junta no ha aceptado ninguna de sus propuestas para un convenio de cesión de la nueva variante ni habría aportando "ninguna alternativa viable que cumpla los requisitos impuestos por la normativa autonómica y estatal".

Todo gira en torno a la situación suscitada después de que en octubre de 2018, las fuertes precipitaciones derribasen el puente ferroviario que cruzaba el río Blanco en el término municipal de Aguadulce, extremo por el cual quedó interrumpida la conexión por tren entre Pedrera y Osuna, actualmente cubierto mediante transbordos en autobús.

La situación llevó al Administrador de Infraestructuras Ferroviarias (Adif), dependiente del Ministerio de Fomento, a realizar el montaje de la nueva vía, la denominada variante ferroviaria de Aguadulce, aprovechando la plataforma del eje Transversal de Andalucía promovida tiempo atrás por la Junta de Andalucía.

Y aunque tales obras finalizaron en abril de 2018, la entrada en servicio de la vía y la restitución de la conexión por tren entre dicha localidad y Osuna está aún a la espera de el Estado y la Junta firmen un convenio gracias al cual este tramo de unos diez kilómetros se incorpore a la Red Ferroviaria del Estado, requisito administrativo previo a la reanudación de las operaciones ferroviarias.

NEGOCIACIONES

Durante las conversaciones entre el Estado y el actual Gobierno andaluz de PP y Cs para alcanzar un acuerdo que materialice la cesión de dicho tramo de vía desde la administración autonómica a la estatal, la Junta habría propuesto alternativas como que el Estado se hiciese cargo de la planeada conexión por tren de Cercanías entre la estación ferroviaria de Santa Justa y el aeropuerto hispalense, extremo finalmente descartado.

El Gobierno central, en ese sentido, se mostraba dispuesto a una compensación económica a la Junta de Andalucía por la cesión de dicho tramo de vía, apostando después el Ejecutivo andaluz por un "protocolo urgente" previo al un convenio de cesión como tal, para acelerar la reanudación de la circulación de trenes entre Pedrera y Osuna.

No obstante, el Gobierno central avisaba de su lado de que la fórmula de protocolo propuesta por la Consejería andaluza de Fomento "impide la cesión de la titularidad" de la vía, extremo "necesario" para su integración efectiva en la Red Ferroviaria de Interés General.