Actualizado 06/07/2015 08:32 CET

CCOO-A y UGT-A critican que la Junta no haya negociado y que no conozcan el documento de la Ley de Formación Profesional

CCOO-A estudiará jurídicamente el texto "pues no sabemos si contradice la normativa estatal"

SEVILLA, 26 Ago. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos CCOO-A y UGT-A han criticado que la Junta de Andalucía "no ha negociado" con los agentes sociales el anteproyecto de Ley de Formación Profesional, y han asegurado que no conocen todavía el documento de dicha ley.

En declaraciones a Europa Press, la secretaria de Formación de CCOO-A, Milagros Escalera, manifiesta "no entender cómo un gobierno progresista de la Junta de Andalucía aprueba una ley de esta envergadura y con la importancia que tiene para los trabajadores en el mes de agosto, sin haber pasado por el Consejo de Formación Profesional, cuando es preceptivo que se haga así, y sin haber negociado con los agentes sociales económicos" dicho texto.

Para la dirigente de CCOO-A, con estas formas que "no entendemos", la Junta "falta a la transparencia e imita al Gobierno central, al que se le acusó de aprobar sin consenso la Ley Orgánica para la Mejora de la Calidad Educativa".

Escalera ha precisado que en este caso "los agentes económicos y sociales estamos perfectamente implicados en una ley que afecta a la formación profesional reglada y a la formación para el empleo".

La dirigente sindical ha recordado que la formación profesional para el empleo "se financia con la cuota que aportan trabajadores y empresas, y sobre este aspecto la normativa es única y de carácter estatal, y la Junta sólo tiene competencias de ejecución y control".

Por tanto, CCOO-A analizará y estudiará el texto cuando lo tenga en su poder, "pues no sabemos si contradice la normativa estatal, tendremos que analizar su articulado".

Para CCOO-A, las formas con que se ha aprobado esta norma "es un ataque frontal contra los sindicatos y los trabajadores, al ser una ley que se aprueba sin consenso y sin haber conocido el texto; y eso es muy grave".

"Tendremos que estudiar y analizar la ley y el articulado, su contenido y también jurídicamente, pues se está negociando con el Gobierno central la formación profesional para el empleo y tenemos que ver si contraviene o no la norma estatal", ha agregado Escalera, para la que, a su juicio, además "en materia de en formación profesional reglada no soluciona los problemas que hay, sobre todo los problemas de plazas" y agrega que en materia de formación para el empleo "tampoco soluciona los problemas".

"La Junta intenta cambiar un modelo que es estatal", ha añadido la dirigente sindical, quien considera que los problemas que existen ahora "son provocados por la Junta por no haber hecho su trabajo administrativo desde hace años y ahora pretende penalizar a empresas de formación y a los agentes sociales".

Por ello, CCOO-A hace una valoración "absolutamente negativa de los procedimientos para llevar a cabo esta ley, en agosto y sin haber contado con los agentes implicados, con una falta absoluta de transparencia; rechazamos absolutamente como se ha llevado a cabo la aprobación".

REACCIÓN DE UGT-A

Por su parte, el secretario de Empleo y Formación de UGT-A, Oskar Martín, considera que en el ámbito legislativo "debe haber un entendimiento de la Junta con los agentes sociales y económicos, en el que se plasme ese espíritu de la Concertación que ha habido en estos años y que hemos echado en falta en este anteproyecto".

En declaraciones a Europa Press, Martín lamenta que el sindicato por el momento "no dispone del documento, por lo que no puede valorarlo más en profundidad".

"Echamos de menos el espíritu de la Concertación y el acuerdo entre agentes sociales y económicos y el Gobierno andaluz", lamenta Martín, quien recuerda que los sindicatos, como agentes sociales "somos parte del sistema y podemos aportar nuestra labor importante en estos procesos, en base a nuestra experiencia y conocimiento histórico de las organizaciones sindicales en el ámbito de la formación profesional para el empleo".

Para leer más