Los centros de emergencias del 061 crean un triaje telefónico para detectar de forma precoz en usuarios posibles ictus

Actualizado 12/07/2013 13:42:06 CET

SEVILLA, 12 Jul. (EUROPA PRESS) -

La Consejería de Salud y Bienestar Social ha creado una guía de clasificación o 'triaje telefónico' desde los centros coordinadores de urgencias y emergencias sanitarias del 061 en Andalucía para mejorar la atención de pacientes con ictus .

En concreto, este documento contempla todas las preguntas que recomiendan los expertos para detectar de forma precoz aquellos usuarios que puedan estar sufriendo un ataque cerebro vascular (ictus), según han explicado a Europa Press fuentes de EPES-061.

De hecho, su objetivo es facilitar a los profesionales de los centros coordinadores el poder anticiparse a aquellas personas que presentan los criterios establecidos para la activación del 'Código Ictus', siguiendo para ello las recomendaciones de las guías de práctica clínica, lo que reduce a su vez los tiempos de actuación para la aplicación de un tratamiento fibrinolítico. Este tipo de tratamiento mejora el pronóstico de la enfermedad y ayuda a reducir las secuelas.

AJUSTARSE SIEMPRE A LA VENTANA TERAPÉUTICA

Para que esto sea posible, el tiempo que transcurre entre los primeros síntomas y el comienzo del tratamiento debe ser inferior a 4,5 horas, periodo conocido como 'ventana terapéutica'.

Según los datos facilitados a Europa Press, los centros coordinadores en Andalucía de urgencias y emergencias han recibido un total de 9.386 peticiones de atención por posible ictus durante el primer semestre de este año, de los cuales en torno a un 5,5 por ciento son los casos más graves, que requieren la intervención de los equipos de emergencias del 061.

Esta patología es la tercera causa de muerte en los países occidentales y la primera causa de invalidez en nuestro país, siendo el motivo más frecuente de ingreso en los servicios de neurología de los hospitales andaluces.

La detección desde los centros coordinadores de urgencias y emergencias del paciente 'código ictus' es fundamental para agilizar su intervención en los servicios de neurología de los hospitales. Así, desde el centro se activa el recurso sanitario más cercano, se alerta al hospital de referencia sobre la llegada del paciente, indicando la sintomatología, el tiempo de evolución, la situación en la que se encuentra y el tiempo de llegada al centro sanitario, con el fin de que se prepare la acogida del mismo.

BALANCE CÓDIGO ICTUS

En este primer semestre se ha activado el Código Ictus en 316 ocasiones en Andalucía. Por provincias, 32 casos fueron en Almería, 50 en Cádiz, 37 en Córdoba, 26 en Granada, 22 en Huelva, 18 en Jaén, 57 en Málaga y 74 en Sevilla.

El ictus es una patología cerebrovascular consistente en una pérdida de la función cerebral de naturaleza no traumática, que se desarrolla de forma muy rápida por la falta de aporte sanguíneo al cerebro, y cuyos síntomas son, entre otros, la pérdida de fuerza en medio cuerpo, dificultad para hablar y entender o la pérdida súbita de visión.

Es una patología que puede, por tanto, provocar importantes secuelas físicas y cognitivas si no se actúa a tiempo. Se ha demostrado que la terapia con fibrinolisis intravenosa, es decir un fármaco que disuelve el trombo que obstruye las arterias, mejora notablemente la evolución de determinados pacientes, de ahí la importancia de saber identificar a tiempo a los afectados y acortar los tiempos de la respuesta asistencial.