Publicado 16/12/2021 15:27CET

El comité de la base de Morón (Sevilla) pide que PSOE y PP trabajen conjuntamente en defensa de la plantilla española

Reunión entre el PP y los representantes de la plantilla de la base de Morón
Reunión entre el PP y los representantes de la plantilla de la base de Morón - PP

SEVILLA, 16 Dic. (EUROPA PRESS) -

El comité de empresa de los servicios de ingeniería civil, apoyo logístico e higiene industrial de la base aérea de Morón de la Frontera (Sevilla), cuyo uso comparten España y Estados Unidos, ha pedido este jueves que el PSOE y el PP, como principales partidos políticos, unan sus fuerzas en pro de las reivindicaciones de la plantilla española de dicho recinto militar.

José Armando Rodríguez Ardila (UGT), presidente del comité de empresa de KBR, sociedad adjudicataria del contrato de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa y África correspondiente a los servicios de ingeniería civil, apoyo logístico, salud e higiene industrial de la base de Morón, ha valorado en declaraciones a Europa Press la reunión celebrada en el Congreso de los Diputados con diversos representantes del PP, un encuentro celebrado tras una reunión días atrás con el PSOE.

Durante tales encuentros, los representantes del comité de empresa han trasladado su preocupación ante la decisión de Estados Unidos de trasladar desde esta base española a Italia su contingente especial de reacción rápida en África, dadas las posibles repercusiones a nivel laboral por parte de KBR, la sociedad contratada por las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa y África para la gestión de los servicios civiles de Morón, empresa a la que está adscrita la plantilla española.

En ese sentido, Rodríguez Ardila ha insistido en reclamar una actualización del tratado bilateral de defensa entre España y Estados Unidos que regula el funcionamiento de esta base, avisando de que el mismo sólo abarca al personal laboral local del Ministerio de Defensa, dejando "indefensos" a los trabajadores de las sociedades subcontratadas por las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa y África.

LA "INMUNIDAD" DE EEUU

Es más, ha rememorado que la propia sala de lo Social del Tribunal Superior de Justicia de Andalucía (TSJA) ha señalado que en el citado convenio bilateral, "se hace valer expresamente por los Estados Unidos su inmunidad ante los tribunales españoles, respecto de su gobierno y fuerzas armadas, por los procesos promovidos por los empleados de las contratistas que efectúan sus trabajos en España para las Fuerzas de Estados Unidos", según figura expresamente en una sentencia recogida por Europa Press.

"Estamos vendidos", ha lamentado el presidente del comité de empresa de la base, reiterando la reclamación de que el mencionado tratado bilateral sea modificado con garantías laborales para la plantilla de la base de Morón.

A tal efecto, ha recordado que el PSOE y el PP apoyaron juntos el texto inicial de dicho tratado allá en 1988 y además han apoyado las tres enmiendas incorporadas al documento a lo largo de los años, por lo que ha reclamado que ambos partidos trabajen "en unión, conjuntamente", en defensa de este colectivo de empleados españoles y lejos de todo "partidismo".

LA PLANTILLA ESPAÑOLA

El comité de empresa de los mencionados servicios civiles, en ese sentido, lleva años denunciando insistentemente una supuesta estrategia predeterminada de sustitución del personal español por profesionales estadounidenses o directamente militares de dicho país.

No sobra recordar tampoco que KBR formaba parte de la sociedad Vinnell-Brown & Root Spain (VBR), adjudicataria entre 2010 y 2015 de este mismo contrato de las Fuerzas Aéreas de Estados Unidos en Europa para la base de Morón.

Y es que durante sus años de gestión de los servicios civiles de la base de Morón de la Frontera, cuya superficie corresponde al término municipal de Arahal, VBR acometió hasta tres expedientes de regulación de empleo (ERE) desprendiéndose de un total de 240 trabajadores, en su inmensa mayoría españoles, durante un periodo marcado por cierto por el crecimiento de la presencia militar estadounidense en la base.