Publicado 10/04/2014 16:46CET

El comité de empresa de la US respalda, con el rechazo de CCOO, la modificación del baremo de los interinos

El sindicato dice que esta medida puede ser perjudicial para otros colectivos pero mantiene su preocupación por la "precariedad laboral"

SEVILLA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El pleno del comité de empresa del personal docente e investigador (PDI) de la Universidad de Sevilla (US), reunido este jueves para votar la petición planteada por el colectivo de profesores sustitutos e interinos de la Hispalense, en lucha por la mejora de sus condiciones laborales, para la modificación del baremo de contratación de personal sustituto interino, ha respaldado esta reclamación.

Dicha votación, no obstante, ha contado con el voto en contra de los delegados de CCOO, según ha explicado a Europa Press la presidenta del comité y delegada de CCOO, Dolores Almazán, que ha expuesto que estiman que el cambio es perjudicial para otros colectivos: interinos accedidos por concurso, asociados, becarios de Formación de Personal Docente e Investigador (FPDI) y asimilados, y aspirantes no ligados a la Universidad de Sevilla.

Sostiene CCOO que mantienen una lucha "constante" contra "el clientelismo, la endogamia y la arbitrariedad", buscando acotar la figura de Profesorado Sustituto Interino y establecer criterios objetivos en su contratación. Por ello, la central suscribió un primer acuerdo, luego elevado a normativa, para regular de forma transparente su contratación, considerando como baremo aplicable el baremo de Profesor Ayudante.

"A partir del acuerdo unánime del comité de empresa del 9 de junio de 2011 para proponer la baremación de la experiencia docente, con reconocimiento pleno del 100 por ciento siempre que se acredite la concurrencia competitiva y el reconocimiento del 50 por ciento como consecuencia de cualquier otro procedimiento", los delegados de CCOO, tras numerosas reuniones de trabajo, llegaron a un acuerdo con el equipo de gobierno de la US para la aplicación, por primera vez, de un baremo específico para esta figura, finalmente aprobado en la resolución rectoral del 10 de abril de 2013, en el que se reconoce al 100 por ciento la experiencia docente del PSI hasta un total de 30 puntos, siempre que se acredite la concurrencia competitiva, y un reconocimiento al 50 por ciento en los demás casos dentro del apartado otros méritos del baremo.

En el pleno de este jueves, expone Almazán, se ha sometido a votación cambiar el acuerdo unánime del 9 de junio de 2011 para reconocer al 100 por ciento la experiencia docente obtenida con contratos no regulados por la normativa del 10 de enero de 2011, y la anulación de la resolución rectoral del 10 de abril de 2013 que lo implementa.

Por otra parte, los delegados de CCOO del comité han manifestado su "preocupación" por la precariedad laboral en que está sumido el profesorado interino y por el "uso y abuso" que viene haciéndose de su contratación, "muy especialmente tras las medidas de recorte y contra la universidad pública aplicadas tanto por el Gobierno de la Nación como por la Junta de Andalucía". Así pues, "tal como hemos manifestado en numerosas ocasiones, nos reiteramos en nuestro compromiso por la mejora de las condiciones laborales del conjunto del profesorado sustituto interino de la Universidad de Sevilla", ha concluido.

MOVILIZACIONES

Por ahora, los interinos siguen adelante con sus reivindicaciones --este miércoles han vuelto a concentrarse ante el Rectorado--, con las cuales se manifiestan "firmes", manifestando que no cederán "por dignidad y amor propio" y recalcando la importancia de cumplir puntos como el reconocimiento de la docencia, la transparencia en los concursos o la correcta ubicación del personal.

De hecho, la portavoz de la plataforma de personal sustituto, claustral y miembro de la Asociación de Personal Docente e Investigador de la Universidad de Sevilla (Adius), Rosa María Giráldez, ya indicó a Europa Press que pone el próximo Consejo de Gobierno de la Hispalense, previsto para finales de abril, como fecha límite para que las partes implicadas solucionen el reconocimiento de la docencia al cien por cien para acceder por mérito y capacidad a las plazas que se puedan convocar, ya que de no ser así anuncian que iniciarán un encierro en el Rectorado.

Giráldez --que está dispuesta a iniciar una huelga de hambre-- ha pedido "disculpas" a las familias por "anteponer la dignidad del colectivo a su tranquilidad", al tiempo que ha señalado que "de las consecuencias que pueda conllevar dichas actuaciones para nuestras familias y nosotros mismos, hacemos responsables a todos los que pueden y no tienen voluntad de solucionar un problema que ellos mismos han creado o fomentado con el incumplimiento de su deber".

Aunque se expone que las preferencias de los rectores pasan por plazas de ayudantes doctor, al cubrir más docencia y ser más rentables, la plataforma considera que las plazas de ayudante son también necesarias, "sobre todo para los que inician su carrera académica, y que constituyen el futuro de la universidad".