La comunidad registra en 2005 más de 17.600 interrupciones voluntarias del embarazo, un 11,67% más que en 2004

Actualizado 26/11/2007 19:18:22 CET

SEVILLA, 26 Nov. (EUROPA PRESS) -

La comunidad registró en 2005 --últimos datos disponibles-- un total de 17.683 interrupciones voluntarias del embarazo (IVE), lo que supone un incremento de un 11,67 por ciento respecto a 2004, cuando se alcanzaron los 15.835 abortos, según el informe de Interrupción Voluntaria del Embarazo de Andalucía correspondiente al período 2003-2005.

Según dicho estudio, al que ha tenido acceso Europa Press, la tasa de IVE en 2005 se situó en 9,76 casos por cada millar de mujeres, lo que supone casi un punto más de incremento que en 2004, cuando se alcanzó los 8,90 casos por cada millar de mujeres con edades comprendidas entre los 15 y 44 años.

Al igual que en 2004, la tasa andaluza de casos en 2005 sigue por delante de la española. Así, mientras que en Andalucía dicha tasa se sitúa en 9,76 casos por millar de mujeres, la media española se sitúa casi medio punto por debajo, con 9,32 casos.

Por provincias, Málaga fue la que mayor número de IVE registró en 2005 con 4.505 casos, lo que representa el 25,48 por ciento del total de los 17.683 abortos practicados en el conjunto de la comunidad. A esta provincia le siguen Sevilla, con 3.218 IVE (18,20%); Granada, con 2.310 (13,06%); Cádiz, con 2.291 (12,96%); Almería, con 1.976 (11,17%); Córdoba, con 1.339 (7,57%); Huelva, con 1.296 casos (7,33%) y, finalmente, Jaén con 748 casos (4,23%).

Por tramos de edad, la tasa más alta de IVE se situó en la cohorte de 20 a 24 años, la cual concentró el 28,59 por ciento del total de abortos (5.055). Le siguen los tramos de edad comprendidos entre los 25 y 29 años, con el 23,24% (4.128 casos); de 15 a 19 años, con el 16,21% (2.867); de 30 a 34 años, con el 15,41% (2.725); de 35 a 39, con 11,02% (1.948); de 40 a 44, con 4,31% (762); de 10 a 14, con el 0,63% (112 casos); de 45 a 49 años, con un 0,48% (84 casos), y de 50 a 54 años, con un 0,01% (dos casos).

Pese al incremento "sostenido" que cada año se produce en el número de IVE, la subdirectora de Promoción de la Salud de la Consejería del ramo, Cristina Torro, sostuvo a Europa Press que la tasa de crecimiento en Andalucía "es más lenta que en el resto de España, atendiendo al período que va desde 1999 a 2005".

En la misma línea, aclaró que este crecimiento "más lento" se registra entre la población más joven que, a priori, "es la que más preocupa". Según dijo, este logro responde en parte "a los programas de educación sanitaria, aunque también es cierto que el nivel socio-cultural de la población en general es más elevado".

Preguntada si este incremento de las IVE puede responder al aumento de la población inmigrante y su mayor dificultad a la hora de acceder a los servicios sanitarios, Torro reconoció que "hasta el momento no podemos saber si corresponde a este factor, ya que en los registros de IVE no se recogía un campo sobre la nacionalidad de las mujeres".

En cualquier caso, avanzó que en el último Consejo Interterritorial del Sistema Nacional de Salud (CISNS), organismo en el que están representadas todas las comunidades autónomas y el propio Ministerio de Sanidad, "se decidió precisamente incluir la nacionalidad de la mujer que solicita la IVE" a fin de conocer mejor los factores implicados en la interrupción voluntaria del embarazo.

En cuanto al perfil de la mujer que solicita la IVE, detalló que el mismo corresponde "al de una mujer de entre 20 y 30 años, estudiante, soltera, sin hijos, con unas siete semanas de gestación y que se somete a una IVE para ejercer su derecho a la protección de la salud".