En Semana Santa llovió el 33,3% de los días en Sevilla

Actualizado 09/03/2015 8:29:34 CET
Turistas en Sevilla, Semana Santa, tiempo inestable, Catedral
Foto: EUROPA PRESS

La Aemet ha analizado los datos de las fechas en las que este año se celebra Semana Santa

   SEVILLA, 8 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Los datos históricos de los días entre el 29 de marzo y el 6 de abril, fechas en las que en 2015 se celebra la Semana Santa, recogen que en Sevilla hubo lluvias en el 33,3 por ciento de los días y en Málaga, en el 28,4 por ciento; mientras que Córdoba es la provincia en la que más habitualmente llueve en esa fecha (en un 38,9 por ciento de los días) y Almería, en la que menos (un 13,7 por ciento), según la Agencia Estatal de Meteorología.

   La agencia ha analizado el periodo del 29 de marzo al 6 de abril desde 1981 a 2014 para estudiar el comportamiento meteorológico de las últimas décadas con el fin de valorar cómo podría ser la próxima Semana Santa, uno de los periodos del año en que los ciudadanos viven más pendientes del tiempo.

   La portavoz de la Agencia Española de Meteorología (Aemet), Ana Casals, ha explicado a Europa Press que el estudio climatológico elaborado "no es una predicción, sino un resumen" de cómo han sido esas fechas entre 1981 y 2014 en las distintas regiones de España y que concluye que en esas fechas "predominan los días nubosos frente a los despejados".

   En Andalucía, las lluvias, el fenómeno climatológico que más suele preocupar e incidir en la salida de las procesiones, han sido más frecuentes en --además de Córdoba-- en Granada, donde ha llovido en un 37,3 por ciento de los días y Jaén, con un 34,9 por ciento de días en los que llovió. Además, en Huelva, en esas fechas y en los últimos 33 años analizados, llovió el 31,5 por ciento de los días; y en Cádiz, en el 32,2 por ciento.

   En el conjunto del país, el estudio climatológico realizado por la Aemet concluye que suelen producirse precipitaciones en el conjunto de España entre tres y cuatro días, lo que equivale aproximadamente al 40 por ciento de las jornadas. Estas cifras son superiores en Galicia, Cantábrico y la Sierra madrileña, que tienen los valores de precipitación más elevados, aunque las lluvias "están presentes en toda la Península", mientras que en Canarias "son más escasas".

TEMPERATURAS

   Además, ha destacado que una de las características principales de la primavera es la inestabilidad y la "enorme variabilidad" tanto en el conjunto del país como por las distintas regiones porque España tiene "gran variedad de climas".

   En concreto, en los nueve días analizados, desde lo que se conoce como Viernes de Dolores hasta el Lunes de Pascua, el promedio de las temperaturas en el sur y en el litoral mediterráneo son suaves, con medias cercanas a los 15 grados centígrados y con máximas de unos 21 grados centígrados, mientras que en ese área, las mínimas suelen ser superiores a los 10 grados centígrados.

   El estudio de la Aemet recoge que los valores más elevados de toda España en ese periodo se ha alcanzado en el valle del Guadalquivir y en puntos del litoral mediterráneo de las provincias de Almería, Murcia, Alicante y Valencia, con máximas entre 20 y 22 grados. En el resto de la mitad sur las máximas oscilan entre los 14 y los 20.

   No obstante, una de las características de la primavera es su "gran variabilidad climática" y en ese periodo se han registrado algunos días "veraniegos", como el 5 de abril de 1999, cuando en Sevilla se registraron 31,8 grados centígrados y en Córdoba, 31,2; o el 3 de abril de 1985, cuando en Huelva se alcanzaron los 30,6.

   Por el contrario, cuanto a los valores "invernales", la Aemet cita especialmente los -7 grados centígrados en Ávila o los -6,2 grados centígrados en Burgos el 29 de marzo de 1985; mientras que en Andalucía ha habido días con temperaturas mínimas más propias de de verano, como los 21 grados centígrados de Almería y los 18,4 de Jaén, registrados ambos el 6 de abril de 2011; o los 18,8 grados centígrados de Cádiz del 5 de abril de 1997.

Para leer más