Las denuncias por violencia de género suben un 1,4% en 2014

Actualizado 20/03/2015 14:21:14 CET
016   Ministerio de Igualda
MINISTERIO DE IGUALDAD

MADRID, 20 Mar. (EUROPA PRESS) -

Andalucía registró el año pasado un total de 27.452 denuncias por violencia de género, lo que supone un aumento, del 1,5 por ciento, con respecto al año anterior, según datos hechos públicos este jueves por el Observatorio de la Violencia Doméstica y de Género adscrito al Consejo General del Poder Judicial.

Andalucía está entre las comunidades con mayor tasa de denuncias, 63 por cada 10.000 habitantes, junto con Baleares con 84 denuncias por cada 10.000 habitantes, Murcia con 69, Comunidad Valenciana y Canarias, ambas con 65; mientras que La Rioja, con 34 denuncias por cada 10.000 habitantes, País Vasco y Extremadura, con 35 ambas, y Galicia con 36, son las comunidades con una menor tasa de denuncias.

En Andalucía el año pasado, además, hubo 3.360 renuncias al proceso y la ratio de renuncias por denuncias fue del 12 por ciento, mientras que la de órdenes de protección por denuncias alcanzó el 23 por ciento.

A nivel nacional, las denuncias por violencia de género repuntaron un 1,5 por ciento en 2014 tras cinco años de caídas, aunque la cifra registrada por el Observatorio, un total de 126.742, sigue por debajo de los niveles alcanzados en todo el lustro anterior.

La estadística, difundida este viernes, indica que siguen siendo muchas las mujeres que una vez interpuesta la denuncia, deciden retirarla. El año pasado se produjeron 15.721 renuncias a continuar con el proceso judicial, 421 más que un año antes. Esto supone que el 12,4% de las denunciantes de 2014 se echaron atrás, frente al 12,25 por ciento que lo hizo en 2013.

Para la presidenta del Observatorio, Ángeles Carmona, estos datos "constatan una situación estable". "Aumentan las denuncias, lo que tiene la doble lectura de, por un lado, expresar que las mujeres cada día tienen menos miedo a iniciar un proceso judicial contra los maltratadores pero, por otro, nos ofrecen la perspectiva de que, desgraciadamente, la violencia contra la mujer parece enquistarse en la sociedad", ha declarado.

El 70 por ciento de las denuncias fueron presentadas por las propias víctimas frente a un 15 por ciento derivado de la intervención directa de la policía y casi un 12 por ciento que traía su causa en parte de lesiones. Un 1,5 por ciento de las denuncias lo fueron por familiares de las víctimas, mientras que las denuncias registradas a raíz de la intervención de los servicios asistenciales representaron también el 1,5 por ciento.

El 69 por ciento de las mujeres que denunciaron son españolas. En un 33 por ciento de los casos denunciaban a su exnovio, en un 30 por ciento a su novio actual, mientras que en el 12 por ciento señalaban al excónyuge y en un 25 por ciento al cónyuge por un delito o falta de malos tratos. En más de la mitad de los casos (55 por ciento) aún mantenían la relación afectiva cuando solicitaron la orden de protección. El 2 por ciento de quienes pidieron al juez esta medida eran menores de edad.

MENOS ÓRDENES DE PROTECCIÓN, MENOS MEDIDAS PENALES

Como resultado de las denuncias, se solicitaron 33.617 órdenes de protección en los Juzgados de Violencia sobre la Mujer que las dictaron en el 57 por ciento de los casos. A estas cifras hay que sumar las órdenes de protección solicitadas en los juzgados de guardia, que fueron 5.780, de las que se acordaron 4.032, un 70 por ciento. Así, el año pasado en total se acordaron 22.807 órdenes de protección, el 58 por ciento de las que solicitaron las denunciantes, según explica el Observatorio.

De estas órdenes de protección y medidas cautelares se derivó la adopción de 59.041 medidas penales, 556 menos que en 2013. En su mayoría eran órdenes de alejamiento (acordada en el 90 por ciento de los casos), la prohibición de comunicación (89,5 por ciento) y la prohibición de volver al lugar en que se cometió la agresión (fijada en casi el 12% de los hechos).

Asimismo, se dictaron 14.525 medidas civiles cautelares mientras se resolvía el proceso penal, de las que el 25 por ciento eran sobre prestación de alimentos y el 21,2 por ciento sobre atribución de la vivienda. En un 5,7 por ciento de los casos el juez suspendió la guardia y custodia de los hijos, y en un 3 por ciento, el régimen de visitas con el acusado de un delito de violencia de género.

En total, los Juzgados de Violencia sobre la Mujer registraron el año pasado 173.887 asuntos penales y celebraron 9.730 juicios de faltas (la mayoría por injurias y vejación injusta), aunque la cifra de delitos instruidos ascendió a 130.064, sobre todo de lesiones de diversa índole (77,9 por ciento), pero también por quebrantamiento de medidas o penas (4,6 por ciento), contra la libertad e indemnidad sexual (0,7 por ciento, 889 casos) o por homicidio (0,1 por ciento, 89 casos).

Fueron enjuiciadas en estos organismos 19.093 personas el año pasado, en su mayoría hombres (98,9 por ciento), de los que un 75,2 por ciento resultaron condenados. Atendiendo a los procesos terminados en estos juzgados especializados, el 11,7 por ciento acabó en condena, el 3,8 por ciento en absolución, el 3,9 por ciento en sobreseimiento libre, el 37,5 por ciento en sobreseimiento provisional y el 20,5por ciento , elevado a otro órgano judicial.

JUZGADOS DE LO PENAL Y AUDIENCIAS

En cuanto a los Juzgados de lo Penal, donde se enjuician de los delitos penados con hasta cinco años de cárcel, ingresaron 27.630 asuntos de violencia de género el año pasado y dictaron un total de 27.097 sentencias, de las que el 51,2 por ciento fueron condenatorias, el 46 por ciento absolutorias y el resto, sobreseídas.

En las audiencias provinciales, donde se ven los casos más graves, condenados con a partir de cinco años de prisión, se registraron 361 asuntos en 2014 y se dictaron 358 sentencias, de las que el 81 por ciento fueron de condena.

Por último, los Juzgados de Menores enjuiciaron el año pasado a 154 chicos por delitos (131) o faltas de violencia de género, e impusieron medidas al 87 por ciento de ellos. El dato supone un leve aumento respecto de 2013, cuando los enjuiciados por delitos o faltas menores de edad ascendieron a 151.