La Diputación aprueba el Plan de Cohesión con discrepancias políticas sobre el "esfuerzo" de los municipios

Pleno de la Diputación de Sevilla
DIPUSEVILLA
Publicado 27/12/2018 12:46:29CET

SEVILLA, 27 Dic. (EUROPA PRESS) -

El pleno de la Diputación de Sevilla, reunido este jueves en sesión ordinaria, ha aprobado la financiación de la edición 2019 del Plan Provincial de Cohesión Social e Igualdad, que asciende a 65,7 millones de euros, con un debate político en el que la oposición ha criticado que dicho documento implique "más esfuerzo" económico por parte de los ayuntamientos y el Gobierno provincial socialista ha defendido que las aportaciones municipales crecen porque los consistorios han decidido "voluntariamente" aportar más dinero.

La diputada provincial de Cohesión Social e Igualdad, Lidia Ferrera, ha sido la encargada de defender este plan cuyos programas y actuaciones previstas suman 65,7 millones de euros. En dicho montante, la Diputación aporta casi 24 millones, (36,45%), la Junta de Andalucía algo más de 35 millones (53,3%), el Estado 511.737 euros (0,78%) y los ayuntamientos casi 6,2 millones, un 9,4 por ciento.

Los 65,7 millones de euros presupuestados para este plan se dividen a su vez en 49,5 millones para los servicios sociales comunitarios, 6,55 millones para los servicios sociales especializados, casi 3,5 millones para el personal del área encargada y casi 6,2 millones en materia de aportaciones a los programas que desarrollan los ayuntamientos, una cuantía que se corresponde con la aportación de los mismos al plan.

Todo ello, para sostener una red básica de programas y actuaciones protagonizadas por 446 trabajadores sociales, educadores, agentes de igualdad, mediadores o auxiliares administrativos, y desplegada en herramientas como el Plan de Urgencia Municipal (PUM), destinado a contratar personas desfavorecidas a través de los ayuntamientos y que este año cuenta de nuevo con cinco millones de euros, o el servicio de ayuda domiciliaria prestado en los municipios mediante 3.606 profesionales contratados por los mismos.

Al respecto, los socialistas defienden que los servicios sociales comunitarios abarcados por este programa llegan a 144.213 personas y la ayuda domiciliaria alcanza a otras 7.459 personas, al sumar 1.032 usuarios más, destacando un incremento de cinco millones de euros en las aportaciones de la Junta de Andalucía para las actuaciones de dependencia contenidas en el mencionado plan provincial de Cohesión Social e Igualdad.

EL PAPEL DE LOS AYUNTAMIENTOS

Frente a estas cifras, la portavoz de IU, Engracia Rivera, ha avisado de que la Diputación ha "reducido" sus aportaciones a este plan aunque "enjuague" tal aspecto mediante maniobras contables, advirtiendo de que el plan está "infrafinanciado" e implica más "esfuerzo" económico para los ayuntamientos. Además, ha recordado que en 2011 había un "compromiso" de que el PUM contase con diez millones de euros pero sigue contando sólo con cinco y que no han sido recuperados 250.000 euros rebajados en el pasado en las aportaciones a los puntos municipales de información a la mujer.

Por el PP, la diputada Isabel Díaz Cutiño ha avisado de que el documento diseñado por el Gobierno provincial socialista es un plan "continuista y estancado", mientras desde 2016 las aportaciones de la Diputación al mismo se habrían reducido en más de dos millones de euros, recayendo "más esfuerzo" económico en los municipios. Del mismo modo, ha criticado que la Junta de Andalucía haya pasado "cuatro años" aportando lo mismo para las actuaciones de dependencia de este plan e incremente sus aportaciones precisamente para el ejercicio 2019, tratándose de "un año electoral" dados los comicios municipales de mayo.

Igualmente, la diputada popular ha avisado de que aunque se amplíe el número de usuarios de la ayuda a domicilio, la provincia arrastra una "lista de espera" de 22.000 personas que aspiran a la concesión de alguna prestación de la Ley de Dependencia.

No obstante, Lidia Ferrera ha replicado que si la aportación de los ayuntamientos al plan aumenta es porque los mismos lo hacen "voluntariamente", para incrementar los servicios y contrataciones de ámbito municipal abarcados por este plan. Además, ha asegurado que si las aportaciones de la Diputación se reducen, es porque la aportación de la Junta para las políticas de dependencia crece en unos cinco millones y tal extremo supone "un ahorro" tanto para la Diputación como para los ayuntamientos.

Finalmente, la financiación del mencionado Plan Provincial de Cohesión Social e Igualdad para 2019 ha sido aprobada con el voto a favor del PSOE, que goza de mayoría absoluta, el voto contrario de IU, la abstención del PP y Cs y la ausencia del diputado de Participa.

Contador