Emvisesa oferta 51 pisos en la avenida de Andalucía y abre una bolsa de permutas para 40 residentes de Pajaritos

Juan Manuel Flores y Felipe Castro, durante la rueda de prensa
AYUNTAMIENTO DE SEVILLA
Publicado 01/10/2018 14:07:40CET

SEVILLA, 1 Oct. (EUROPA PRESS) -

La comisión ejecutiva y el consejo de administración de la Empresa Municipal de Vivienda, Suelo y Equipamiento de Sevilla (Emvisesa) van a impulsar este lunes la oferta pública de 51 viviendas en alquiler con opción a compra en la avenida de Andalucía, la creación de una bolsa de permuta específica para los nuevos bloques de los Pajaritos y la apertura de una nueva convocatoria para la compra de pisos vacíos en la ciudad.

En rueda de prensa, el concejal delegado de Bienestar Social y Empleo, Juan Manuel Flores (PSOE), junto al gerente de Emvisesa, Felipe Castro, ha detallado todas estas medidas enmarcadas en la estrategia de ampliación urgente del parque público y del plan municipal de vivienda y suelo 2018-2023. Así, destaca el inicio de los trámites y la aprobación de las condiciones para ofertar a ciudadanos inscritos en el registro de demandantes, principalmente jóvenes, 51 viviendas ubicadas en el edificio 'Cátodo' en la avenida de Andalucía.

Se trata de alquileres con opción a compra de las viviendas que obtuvo el Ayuntamiento en un edificio de la avenida Andalucía como parte de la permuta del solar municipal de la avenida Ramón Carande. Estos pisos, cuyos alquileres rondarán los 400 euros, el 30 por ciento de los ingresos de la unidad familiar, se destinarán a ciudadanos con ingresos establecidos entre 18.000 y 26.000 euros --entre 1,5 y 2,5 veces el Indicador Público de Renta de Efectos Múltiples (Iprem)--. Se espera que los adjudicatarios puedan estar ya viviendo allí en las primeras semanas de 2019.

El procedimiento es el establecido en el registro de demandantes de vivienda, de forma que se hace una primera designación por orden de registro y, posteriormente, las viviendas que queden disponibles se incluyen en una convocatoria específica para esta promoción y se elegirán los adjudicatarios por sorteo. "El objetivo era acelerar la obtención de viviendas disponibles para la ciudadanía", explica el concejal.

En la misma línea, Flores ha anunciado que Emvisesa va a aprobar este lunes las bases para una convocatoria abierta de permutas de viviendas que permitirá que unos 40 vecinos de pisos municipales de los Pajaritos pendientes de rehabilitación integral cambien sus inmuebles por una de las viviendas de los dos bloques ya reconstruidos en esta zona. Tendrán prioridad con las personas mayores, con problemas de movilidad, dependencia o con mayores deficiencias en sus pisos actuales, que serán destruidos cuando las familias los dejen y no volverán a ser utilizados.

Para aprobar esa permuta, se valorará la vinculación al barrio y el tiempo de uso de la vivienda en la que actualmente habitan, unos pisos que fueron adjudicados por el Ayuntamiento en 1961. "En los 50 años que llevan esos inmuebles, probablemente encontremos pocos titulares de entonces, pero los nuevos han de demostrar el tiempo que llevan ahí y si sus inquilinos tienen alguna discapacidad o dependencia, entre otros", agrega Flores.

Estos nuevos pisos se encuentran en parte vacíos después de que más de medio centenar de las 96 familias inquilinas iniciales, que fueron realojadas en otras viviendas repartidas por toda la ciudad para poder llevar a cabo las obras de derribo y reconstrucción de estos edificios, hayan decidido no volver y quedarse en su ubicación actual. De esas 96 familias, dos tercios fueron reubicadas en su momento en el denominado como edificio puente de la avenida de Andalucía y un tercio en otros pisos en zonas como Cerro-Amate, Aeropuerto Viejo, Sevilla Este o Torreblanca.

La creación de esta bolsa para permutas permitirá una ocupación más rápida de las viviendas, tal como señala Castro, que añade que 51 familias de los Pajaritos de los bloques que han sido reconstruidos han decidido no volver, mientras que una veintena ya ha elegido una de las viviendas de los dos nuevos edificios. Por tanto, quedan 21 familias por decidir aún si volverán a la zona o permanecerán en sus ubicaciones actuales.

Flores ha incidido en que el plan estatal de vivienda, cuyo documento ya fue firmado en julio por el Estado y la Junta de Andalucía, servirá de base para financiar la rehabilitación completa de esta barriada, una actuación valorada en unos 21 millones de euros entre 2019 y 2023.

UNOS DOS MILLONES PARA CAPTACIÓN DE VIVIENDAS

Por último, el Ayuntamiento ha culminado los trámites que permitirán una nueva convocatoria para la compra de viviendas vacías por un importe de aproximadamente dos millones de euros. Las bases y formularios para participar en este programa de captación de pisos estará en la web de Emvisesa. Esta decisión se adopta después de que la primera convocatoria haya resultado de forma satisfactoria con la incorporación de 18 viviendas nuevas, de las que las primeras firmas se formalizaron la pasada semana.

Castro recuerda que esta nueva oferta no estará acotada en el tiempo, sino que permanecerá abierta de modo permanente. "Las ofertas de viviendas que vayan llegando se irán evaluando y, si cumplen con los requisitos, serán compradas", indica el responsable de Emvisesa, que incide en que este cambio de metodología responde a la necesidad de hacer más rápido el proceso.

A esto se añade que se han obtenido ya 13 pisos en alquiler, una cifra que se prevé que aumente a corto plazo una vez que se formalice la medida incorporada en las ordenanzas fiscales por la que estas viviendas dejarán de abonar el impuesto sobre bienes inmuebles (IBI) durante el periodo durante el que están arrendadas con un fin social por Emvisesa. Al respecto, la empresa pública ofrece al propietario del inmueble garantía de cobro de la renta y recuperación de la vivienda en perfecto estado.

Además, respecto a las viviendas que fueron ofrecidas por las entidades financieras, Castro explica que se captaron 18 de todos los inmuebles ofrecidos, ya que muchos de ellos no eran viviendas habitables, sino espacios como trasteros o "auténticas ruinas". "Sólo nos quedaremos con las viviendas que puedan ser habitadas", sentencia.

Respecto al desarrollo de vivienda nueva y rehabilitación municipal, detalla que ya se están abordando los proyectos de desarrollo en suelo municipal existente en distintas zonas de la ciudad y ha esperado que en el primer trimestre de 2019 se puedan estar licitando las actuaciones. El nuevo plan de la vivienda prevé 3.500 nuevas viviendas de protección oficial (VPO), con una inversión de casi 320 millones.