Publicado 10/04/2014 16:46CET

Espadas urge determinar el alcance de la tasa de basura que "pone en riesgo a asociaciones y sufren sevillanos"

SEVILLA, 10 Abr. (EUROPA PRESS) -

El portavoz del Grupo Socialista en el Ayuntamiento de Sevilla, Juan Espadas, ha pedido al alcalde, Juan Ignacio Zoido, que se analice y determinen el alcance de la nueva tasa de basura que se aplica sobre todos los locales ya que "la están sufriendo los ciudadanos y está poniendo en riesgo a las asociaciones". Así, ha anunciado que llevará al próximo Pleno una batería de preguntas en este sentido.

Espadas ha indicado a Europa Press que este "nuevo tributo sobre locales vacíos, que surge como consecuencia de la ampliación del hecho imponible de la tasa de basuras", afecta a fundaciones, asociaciones, ONG, al propio Ayuntamiento y sus empresas municipales, garajes y a cualquier inmueble que no tenga la consideración de vivienda. "Es hora de determinar el alcance exacto del cambio de definición del hecho imponible de la tasa de basuras", sentencia.

Así, insiste en que actualmente se está viviendo el resultado de una medida que el PSOE sabíamos que "iba a generar muchos problemas". "Lo denunciamos en el Pleno donde se aprobaron las ordenanzas y el alcalde se quedó con cara de póker porque no sabía sobre este nuevo tasazo", afirma, tras lo que añade que "ahora son los ciudadanos los que directamente lo están padeciendo".

Según indica Espadas, "no dejan de pararme y dicen que si cierran locales por no tener actividad como es que siguen cobrando este impuesto, mientras que las asociaciones están viviendo una situación muy complicada que se agrava con una tasa que incluso se cobra en garajes". Advierte de que "es una razón más del PP para seguir cerrando instituciones ya que no tienen presupuesto para afrontar ese coste".

"Esto tiene que tener explicación política de Zoido y debe explicar cuánto se quiere recaudar y si vale la pena poner en riesgo a estas asociaciones con locales. Es un desastre. Era evidente que se estaba intentando mantener en silencio y sin informacion por parte del gobierno de Zoido, pero ahora los ciudadanos están sufriendo en sus carnes esta situación", concluye.