18 de febrero de 2020
 

En España existen suficientes recursos para atender a los pacientes cardiológicos, pero falta mejorar su organización

Actualizado 18/10/2012 19:31:59 CET

SEVILLA, 18 Oct. (EUROPA PRESS) -

Especialistas en cardiología reunidos en Sevilla, en el marco de la 'XLVIII edición del Congreso de las Enfermedades Cardiovasculares SEC 2012', han reconocido este jueves que en España existen suficientes recursos, si bien han advertido de que hay que mejorar la organización de los mismos.

Según ha explicado al respecto el presidente de la SEC, Vicente Bertomeu, esta consideración se extrae de la segunda parte del estudio 'Recalcar' (Recursos y Calidad en Cardiología) "cuyos resultados demuestran que los principales problemas asistenciales a los que se enfrentan los pacientes cardiológicos no se deben a la escasez de recursos, pues estamos por encima de los criterios recomendados, sino que principalmente se debe a déficit de organización asistencial".

En concreto, ha aludido a las "desigualdades interterritoriales" que existen en el país, "y que se hacen evidentes cuando se realiza una comparativa entre unidades asistenciales del área del corazón, ya que el estudio ha revelado que existen notables diferencias, hasta un 50 por ciento, en la dotación de recursos, frecuentación, producción y calidad en la atención al paciente cardiológico".

Para la SEC, un ejemplo de estas "desigualdades" es la tasa de angioplastias primarias (tratamiento de elección en los infartos agudos de miocardio, que aparece por un riego sanguíneo insuficiente debido a la obstrucción de una arteria) que se realizan en cada comunidad. "Las diferencias son de una a cuatro y éstas sí pueden tener una relación directa con la probabilidad de supervivencia de los pacientes con infarto", ha dicho.

"Ante esta perspectiva, desde la SEC queremos lanzar un mensaje de urgencia a los servicios de salud de todas las comunidades para que desarrollen redes integrales de asistencia al síndrome coronario agudo que permitan un rápido acceso del paciente a centros en los que se le pueda practicar una angioplastia", anuncia el presidente de la SEC.

Según ha detallado, de los 50.000 infartos que se atienden cada año en los hospitales españoles, "un siete por ciento de los pacientes no sobrevive y otro siete por ciento vuelve a ingresar en menos de un mes".

ESTADO DE LA ACTIVIDAD CARDIOLÓGICA EN ESPAÑA

El estudio 'Recalcar' también ha realizado una radiografía de la actividad en cardiología en España, siendo el 13 por ciento del total de altas hospitalarias que se dieron en nuestro país en 2010, 613.670, por causa cardiovascular. Las altas por esta causa son más frecuentes en hombres que en mujeres (15,7 por ciento frente 10,8 por ciento).

Las altas por causa cardiovascular ocasionaron casi cinco millones de estancias, lo que representa el 15,3 por ciento del total de estancias en los hospitales españoles. Cada alta dada por un servicio de cardiología tiene un coste medio de 4.912 euros, según datos del Conjunto Mínimo Básico de Datos del Ministerio de Sanidad.

PERFIL CARDIÓLOGOS

Sobre el perfil de los cardiólogos españoles, un estudio realizado por el Ministerio de Sanidad reveló que el 28 por ciento son mujeres, cifra menor a otras especialidades médicas en España, que son más jóvenes en comparación con otros colegas (el 44,6% son menores de 49 años) y que, al menos en el año 2010, el 100% de los residentes que habían terminado su formación disponían de empleo

Finalmente, y sobre la incidencia de la enfermedad cardiovascular en España, cabe destacar que existe una disminución de la mortalidad respecto a los últimos años. Así, mientras que en 1992 eran el 40% de las defunciones las causadas por estas enfermedades, actualmente el índice es del 31,2%, según los últimos datos del Instituto Nacional de Estadística y que hacen referencia al año 2010.

"Aunque cada vez existe un mejor diagnóstico y tratamiento de la enfermedad cardiovascular, lo que ha provocado esta paulatina disminución de la mortalidad, se está observando un progresivo incremento de la presencia de los principales factores de riesgo de la enfermedad cardiovascular en la población: tabaquismo, hipertensión, colesterol elevado, diabetes, y obesidad", ha advertido.

Por ello, Bertomeu ha reconocido que los especialistas "no podemos ser optimistas, ya que aumentará la incidencia de nuevos casos y el coste sanitario se disparará exponencialmente si no se implementan medidas eficaces de prevención".