Un estudio de la OCU refleja que tres de seis locales de apuestas de Sevilla permiten el acceso a menores

Publicado 10/12/2018 17:57:37CET

SEVILLA, 10 Dic. (EUROPA PRESS) -

Un estudio de la Organización de Consumidores y Usuarios (OCU) acerca de la facilidad de los menores de edad para acceder a locales de apuestas refleja que de seis locales de juego visitados en Sevilla por una pareja de adolescentes, uno de ellos menor de edad, el menor pudo acceder a tres de tales negocios incluso cuando le fue solicitada la documentación en dos de los casos y en uno de ellos ambos jóvenes consiguieron realizar una apuesta sin necesidad de pasar el control de identidad.

Según la OCU, desde que en 2011 se autorizó el juego en Internet, el gasto en juegos y apuestas en dicho campo y el número de usuarios "no ha parado de crecer", pues los datos de la Dirección General de Ordenación del Juego reflejan que entre 2012 y 2017, el gasto en apuestas se ha multiplicado por cinco, pasando de 1.380 a 7.538 millones de euros. También el número de páginas de juego telemático ha aumentado en poco tiempo, al igual que los salones de juego.

A pesar de que la Constitución y la Ley de Menor garantizan la protección de los menores, la OCU ha denunciado que "en la práctica esto no siempre se cumple", desplegando sobre el terreno una prueba en la que dos adolescentes, uno menor y otro de 18 años, visitaron 36 locales de juego de Barcelona, Bilbao, Madrid, Sevilla, Valencia y Zaragoza.

En 15 de estos locales, los menores pudieron acceder sin ningún impedimento y en seis de ellos pudieron incluso apostar. De todas las ciudades visitadas, Madrid y Zaragoza fueron donde más trabas encontraron, pues solo pudieron acceder a un local en cada una de estas ciudades. En Valencia y Bilbao, en cambio, entraron en la mayoría de los locales y consiguieron apostar en tres de seis en el caso de Bilbao y en dos de seis en Valencia.

En Sevilla, según la OCU, los menores pudieron acceder a tres de los seis locales visitados. En uno de ellos ni siquiera tuvieron que mostrar el DNI. En dos sí lo solicitaron, pero a pesar de comprobar que eran menores les permitieron el acceso. En uno de estos incluso consiguieron realizar una apuesta sin necesidad de pasar el control de identidad, según la entidad.

APUESTAS EN INTERNET

La OCU realizó también la prueba en 27 páginas de apuestas on line. En el 100 por ciento de los casos, las plataformas digitales exigieron los datos personales para registrarse y el Sistema de Verificación de Identidad basado en datos del Ministerio del Interior impidió el acceso. En cuatro de las más conocidas (Bwin, Bet365, Codere y Luckia), tampoco fue posible acceder con una identidad falsa. Sin embargo, OCU advierte que sí es posible burlar los controles usando la identidad de otra persona mayor de edad, algo que resulta "relativamente fácil de conseguir para cualquier menor".

El objetivo de este estudio ha sido realizar una instantánea de lo que puede suceder cualquier día en cualquier ciudad, pero para la organización el resultado es preocupante: "los menores no pueden jugar, pero lo hacen".

Según la OCU, la combinación de la publicidad y de que los jóvenes tengan la posibilidad de jugar a su alcance hacen que éstos se sientan más atraídos hacia el juego, "algo especialmente peligroso entre los menores, ya que iniciarse pronto en las apuestas aumenta el riesgo de desarrollar este tipo de adicción".