Fijada para el miércoles la instalación de la placa que reconoce el valor arquitectónico de la Gavidia

Edificio de la Gavidia
EUROPA PRESS - Archivo
Publicado 08/10/2018 15:53:56CET

SEVILLA, 8 Oct. (EUROPA PRESS) -

Finalmente será el miércoles de esta semana cuando sea instalada en la antigua comisaría de la Gavidia, enclavada en la plaza de la Concordia y perteneciente al Ayuntamiento hispalense, la placa que reconoce el valor de este céntrico edificio en el movimiento moderno de la arquitectura, según han informado a Europa Press fuentes del Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla (COAS). Y es que aunque la edición 2018 de la Semana de la Arquitectura incluía la instalación de esta placa el pasado 4 de octubre, el acto ha sido aplazado a este miércoles.

El inmueble se localiza en pleno centro neurálgico de Sevilla y después de funcionar durante décadas como comisaría de la Policía Nacional, fue cerrado en 2003 y después cedido al Ayuntamiento.

Desde entonces, el Consistorio ha intentado varias veces vender el inmueble, aunque siempre sin éxito. En el pasado mandato, el entonces gobierno local del PP promovió de hecho una primera modificación del Plan General de Ordenación Urbana (PGOU) para reclasificar el edificio de suelo de interés público y social (SPIS) a suelo de gran superficie comercial, si bien al arrancar el actual mandato y recuperar el PSOE el poder, el Ayuntamiento desistió de completar dicha operación para decidir qué uso dar al edificio.

Para ello, sobre la mesa han pesado distintas propuestas para destinar el edificio a un hotel, un espacio de salud y deporte, un centro de investigación y emprendimiento universitario, un espacio socio cultural o un enclave dedicado a la memoria histórica.

LUGAR DE MEMORIA DEMOCRÁTICA

Y es que recientemente, el edificio era declarado como Lugar de Memoria Democrática a cuenta de su papel durante los años de la dictadura franquista, otro de los argumentos que esgrimen quienes reclaman que la antigua comisaría sea destinada a usos públicos.

En cualquier caso, el acuerdo alcanzado entre el Gobierno local del PSOE y el Grupo popular del Ayuntamiento para que los populares se abstuviesen en la votación del proyecto presupuestario de 2018 incluía el compromiso de promover una nueva recalificación del edificio, para que el mismo admita usos terciarios y ofrecer de nuevo el inmueble al sector privado.

Más al detalle, la operación contempla ofertar a un inversor el aprovechamiento de este edificio, a cambio de que costee la restauración del antiguo convento de San Hermenegildo para su uso como espacio sociocultural y la reurbanización de la plaza que separa a ambos enclaves.

El devenir del edificio, no exento de controversias públicas y políticas, figuraba en la programación diseñada por el Colegio Oficial de Arquitectos de Sevilla para la edición 2018 de la Semana de la Arquitectura. La programación, recogida por Europa Press, incluye en concreto la instalación de una placa en la vieja comisaría, para reconocer su valor como exponente del movimiento moderno de la arquitectura, toda vez que dicho acto había sido planeado para el pasado 4 de octubre pero finalmente fue aplazado a este miércoles.

"HITO" ARQUITECTÓNICO

No en vano, el Instituto de Patrimonio Histórico de Andalucía (IAPH) describe este edificio obra del arquitecto Ramón Montserrat Ballesté y construido entre 1961 y 1962, como "ejemplo destacado de la apertura de la arquitectura española a corrientes llegadas desde Europa Occidental y los Estados Unidos", así como "un hito en la introducción de la arquitectura del movimiento moderno en el centro histórico" de Sevilla.

Es más, la ficha elaborada por el IAPH respecto a este inmueble recuerda que el mismo figura en "prestigiosos registros y estudios en materia de patrimonio contemporáneo a nivel andaluz, español y mundial", toda vez que fuentes del Colegio de Arquitectos han señalado a Europa Press que la mencionada placa de reconocimiento tiene como objetivo significar la "enorme importancia" de este edificio para la ciudad y "volver a avivar el debate" sobre su destino.

Contador