Publicado 04/10/2018 13:23CET

Imponen 4 años de tratamiento ambulatorio a un varón por incendio en un bloque de viviendas en Los Remedios, en Sevilla

Incendio en Flota de Indias
EUROPA PRESS - Archivo

Además, fijan en 35.000 euros la responsabilidad civil para el procesado por el incendio ocurrido en un piso de la avenida Flota de Indias de la capital en 2013

SEVILLA, 4 Oct. (EUROPA PRESS) -

La Sección Tercera de la Audiencia Provincial de Sevilla ha acordado imponer la medida de libertad vigilada con tratamiento ambulatorio durante cuatro años para J.J.N.M. como autor de un incendio en un piso de la primera planta de un bloque de 36 viviendas situado en la avenida Flota de Indias de la capital sevillana en mayo de 2013.

Igualmente, y tras alcanzar un acuerdo de conformidad entre las partes, J.J.N.M., cuya defensa ha ejercido el abogado Joaquín Moeckel, tendrá que abonar 35.000 euros en concepto de responsabilidad civil a la compañía Ocaso, que en su día sufragó los daños ocasiones en las viviendas de los vecinos y que inicialmente solicitaba 51.000 euros.

El incendio tuvo lugar el 6 de mayo de 2013 en un piso de la primera planta de un bloque de vivienda de la avenida Flota de Indias de Sevilla, frente al Real de la Feria de Los Remedios.

Los bomberos, en su investigación, concluyeron que había habido "intervención humana" en el origen del fuego y los vecinos acusaron a J.J.N.M., quien padecía ya una enfermedad mental y que en aquel periodo sufría un brote. Además, según ha relatado el abogado del acusado a Europa Press, aquellos días habría proferido "amenazas" a los vecinos.

Durante la fase de instrucción de la causa, el médico forense judicial constató que J.J.N.M. sufría una enfermedad mental importante que le hacía "inimputable" por enajenación mental en el momento de los hechos.

De otro lado, Moeckel, que ha ejercido de forma altruista la representación legal del procesado, abogado de profesión aunque ya no ejerce, ha explicado que durante la causa una cuestión a dilucidar era si se estaba ante un delito de daños o de incendio, pues el segundo implica poner en riesgo la vida de las personas.

Inicialmente, el representante del Ministerio Fiscal, al ser una persona inimputable, solicitaba para J.J.N.M. cuatro años de internamiento en un centro psiquiátrico.

Si bien, el abogado del acusado ha defendido este jueves, cuando estaba fijada la celebración del juicio en la Audiencia, la modificación de la calificación del delito de incendio a daños, pues "no se puso en riesgo la vida de las personas". Finalmente, el fiscal ha cambiado su petición por cuatro años de libertad vigilada con tratamiento ambulatorio y el mismo periodo de prohibición de acercarse al inmueble afectado y donde vivía J.J.N.M.

Igualmente, la reclamación civil que tendrá que afrontar el procesado es de 35.000 euros, tras el acuerdo de conformidad entre las partes.

Para leer más