Actualizado 09/10/2009 22:31 CET

López Garzón destaca que la plantilla de la Guardia Civil se ha incrementado más de un 20 por ciento desde 2004

SEVILLA, 9 Oct. (EUROPA PRESS) -

El delegado del Gobierno en Andalucía, Juan José López Garzón, destacó hoy que, a día 1 de julio de 2009, la plantilla de la Guardia Civil en la región andaluza cuenta con 2.698 agentes más que en el año 2004, lo que supone un incremento superior al 20 por ciento.

López Garzón hizo estas aseveraciones durante el discurso pronunciado hoy en Sevilla con motivo de la celebración de la festividad de la Virgen del Pilar, patrona de la Guardia Civil, un discurso que inició con un recuerdo al cabo del Ejército Cristo Ancor Cabello, fallecido en acto de servicio en Afganistán.

Así, valoró que se trata de "un joven soldado español", el cual "ha dado su vida por defender los derechos humanos y los valores democráticos". "Su recuerdo permanecerá entre nosotros como ejemplo de sacrificio y servicio a los demás", apostilló.

El acto con motivo de la citada festividad se ha celebrado en el acuartelamiento de Eritaña, en Sevilla, y al mismo han asistido, igualmente, el general jefe de la IV Zona de la Guardia Civil, Antonio Dichas; el consejero de la Presidencia, Antonio Ávila, y el subdelegado del Gobierno en Sevilla, Faustino Valdés.

En este sentido, y tras el recuerdo al soldado fallecido, López Garzón situó a Andalucía como una comunidad "de referencia en la formación de guardias civiles", ya que en la Academia de la Guardia Civil de Baeza se forman cada año miles de agentes que luego se reparten por todo el país, y recordó, además, que ese peso específico de la comunidad aumentará tras la reciente firma del convenio que supondrá la reapertura de la Academia de formación continua de la Guardia Civil y de formación de suboficiales en Úbeda.

Junto a esta faceta formativa, hizo referencia al "considerable esfuerzo" realizado para la dotación de efectivos en la comunidad, con una actuación que va en un doble sentido, el primero, por el "excepcional" aumento del número de plazas para ingresar en la Guardia Civil, como lo demuestra el hecho de que en el quinquenio 2005-2009 éstas se hayan incrementado en un 70 por ciento respecto a las convocadas en el quinquenio 2000-2004; y, el segundo, por el consecuente aumento de la plantilla de agentes de la Benemérita, que ha supuesto que a 1 de julio de 2009 se cuente con 2.698 guardias civiles más que en 2004.

"Este mejor servicio a los ciudadanos se traduce en una decidida apuesta por mejorar la seguridad", según prosiguió López Garzón, quien ejemplificó que, desde el 1 de enero al 1 de septiembre de este año, los delitos y las faltas han disminuido un 12,8 por ciento en las nueve comandancias de la Guardia Civil en Andalucía, y se ha incrementado tanto la eficacia --un 1,5 por ciento-- como el número de detenidos --22 detenidos más que en el mismo período de 2008--.

RECUERDO A LAS VÍCTIMAS DEL TERRORISMO

Con anterioridad, López Garzón tuvo un recuerdo para los agentes que perdieron la vida o resultaron heridos en defensa de la seguridad ciudadana y, en particular, para los guardias civiles Carlos Sáenz de Tejada y Diego Salvá Lezuán, además de para el agente del Cuerpo Nacional de Policía Eduardo Antonio Puelles García y para el Brigada Luis Conde de la Cruz, "que fueron vilmente asesinados por la banda terrorista ETA".

Al hilo de lo anterior, aseveró que el Gobierno de España "está convencido de que la inversión en seguridad es una buena inversión", de ahí que los distintos presupuestos con los que ha ido contando el Ministerio del Interior desde el año 2005 y hasta el presentado recientemente para 2010, con 9.083 millones de euros, ha supuesto un incremento del 45 por ciento con respecto al presupuesto del año 2004, el último aprobado por el anterior Gobierno del PP.

Igualmente, destacó que a la inversión incluida en los PGE de 2009 en materia de infraestructuras para la seguridad en Andalucía, habría que sumar las actuaciones a cargo del Fondo Estatal de Inversión --59 millones de euros en total para Andalucía--, que en el ámbito de la Guardia Civil supone una inversión de 34 millones de euros para la construcción de nuevos cuarteles en las provincias de Huelva, Jaén, Cádiz y Córdoba.

'TRICORNIO DE GALA'

El delegado del Gobierno en Andalucía se centró de forma especial, dentro de los distintos servicios con los que cuenta la Guardia Civil, en aquellos que luchan contra el terrorismo --"por su abnegada labor"--, en los que luchan contra las mafias que trafican con personas --"que han salvado innumerables vidas en el mar"-- y, especialmente, en la Agrupación de Tráfico, que este año celebra el 50 Aniversario de su creación.

Por último, López Garzón se refirió en su discurso a las mujeres y hombres de la Guardia Civil que hoy han sido condecorados en reconocimiento a la "destacada labor profesional realizada durante el último año", y se sumó "al acierto" de conceder el 'Tricornio de Gala' a las diputaciones provinciales de Almería, Cádiz, Granada, Jaén, Málaga y Sevilla, "por respaldar institucionalmente, junto con el Gobierno central, los convenios que permiten la realización de obras de construcción, reparación y mejora de casas-cuarteles en estas provincias", algo "de lo que todos, al final, nos vemos beneficiados".

Durante el acto, se le entregó la medalla al mérito de la Guardia Civil con distintivo de plata al teniente general Virgilio Sañudo, mientras que el mismo galardón, pero con distintivo rojo, fue entregada a un guardia civil que estuvo a punto de morir en un servicio contra el tráfico de drogas en La Rinconada.

De igual modo, la medalla al mérito de la Guardia Civil con distintivo blanco fue entregada a un comisario y a un inspector del Cuerpo Nacional de Policía, al director provincial del 061, Francisco Bonilla, y a un guardia civil que rescató a una mujer de un incendio en Lora del Río.