Actualizado 23/09/2015 14:25 CET

Maíllo ve "prevaricación" de la Mesa al volver a "paralizar" iniciativas y no llevar a Pleno su tramitación

SEVILLA, 23 Sep. (EEUROPA PRESS) -

El coordinador general de IULV-CA, Antonio Maíllo, ha acusado este miércoles a la Mesa del Parlamento de incurrir en "prevaricación" cuando "ha vuelto a paralizar", con los votos en contra del PSOE-A y con la abstención de Ciudadanos (C's), dos iniciativas legislativas del PP-A y de Podemos, sobre el Impuesto de Sucesiones y Donaciones la primera, y sobre la Ley de Cuentas Abiertas, la segunda. Y es que, como ha advertido, según el Reglamento de la Cámara, estas iniciativas, una vez que no hay acuerdo de la Mesa, "deben ir a Pleno para que allí se debata sobre su consideración a trámite".

En rueda de prensa en el Parlamento, una vez que ya había concluido la Mesa, Maíllo ha aseverado que su grupo "no va a permitir un Parlamento sometido a un poder Ejecutivo, que además está en minoría, ni va a permitir un Parlamento mutilado por la alianza del PSOE-A, con el antiguo concejal socialista en la Mesa, --en referencia a Julio Díaz, el representante de C's en el órgano--, que paraliza de una forma escandalosa iniciativas legislativas que son propias del Parlamento".

Al hilo del nuevo empate producido en la Mesa, Maíllo ha afirmado que la Mesa "está prevaricando" porque, como ha señalado, "un empate no determina una posición de la Mesa respecto al veto del Gobierno sobre las proposiciones legislativas". "No se puede permitir que lleven tres semanas bloqueadas en la Mesa iniciativas de la oposición que reivindican el debate en este Parlamento", ha apostillado.

Maíllo ha aseverado que, en caso de empate, debería aplicarse el artículo 124.4 del Reglamento que recoge que el Pleno tenga la posibilidad de debatir si toma en consideración o no esas iniciativas, "pero lo que no puede hacer la Mesa es, sobre tres votos del PSOE-A frente a tres votos de los otros grupos y la abstención interesada de C's, dejarlo encima de la mesa y no llevarlo a Pleno", asunto sobre el que IU han pedido un informe a los letrados de la Cámara.

Así, ha tildado la situación de "grave" e "interesada" y ha defendido la propuesta para la modificación del Reglamento presentada por IULV-CA para "desatascar este inpasse", toda vez que contempla incluir una enmienda adicional al artículo 124.4 del Reglamento para que "en caso de disconformidad con el Consejo de Gobierno, la Mesa del Parlamento, oída la Junta de Portavoces, pudiera acordar la tramitación de esas iniciativas parlamentarias".

Con todo, ha advertido que "la Mesa no puede asumir las tesis del Gobierno" para que se "veten" las iniciativas parlamentarias, antes de defender que IULV-CA quiere "homogeneizar" el debate parlamentario y eliminar la capacidad de veto vinculante del Gobierno modificando el Reglamento, cuando ha esgrimido que igual ocurre en los Parlamentos de Navarra y Cataluña, "donde no hay derecho a veto del Gobierno".

Sobre la propuesta que les ha trasladado a todos los grupos el presidente de la Cámara, Juan Pablo Durán, el portavoz parlamentario ha explicado que aún tiene que estudiarlo y esperar a la resolución sobre el mismo de sus propios servicios jurídicos, si bien entiende que "suena bien" el primer punto del texto pero no ocurre igual con el segundo punto, "que le devolverle al Gobierno unos planteamientos que consideramos que no tiene que tener". Aunque, en cualquier caso, duda que la propuesta de Durán satisfaga las demandas de IULV-CA.

Además, Maíllo ha defendido que IULV-CA "no va a aceptar ni aprobar que esta resolución sea un adjunto al reglamento para ratificar los vetos del Gobierno a las iniciativas parlamentarias de los grupos".

"Cuando hay un empate en la Mesa, no se puede interpretar es que el empate sea dejar sobre la Mesa esos asuntos", ha censurado Maíllo, para criticar que las iniciativas en cuestión no sean llevadas a Pleno para debatir en este órgano su tramitación o no, y no su contenido. "La inflexibilidad de PSOE-A y C's está retrasando que se puedan debatir en Pleno iniciativas parlamentarias", ha agregado.

Esta situación, según Maíllo, se produce a cuenta de "una interpretación del Reglamento en la nueva estrategia del PSOE-A y de su obediente presidente, y ante el carácter imberbe de C's, para blindar cuanto antes la posibilidad de que se apruebe una iniciativa de los grupos, incorporando el veto e impidiendo que pueda haber iniciativas que no controle un gobierno en minoría".

"Al PSOE-A le espanta un Parlamento con capacidad de iniciativa legislativa que obliguen al Gobierno a situarse en una posición de rebeldía respecto a la voluntad mayoritaria del Parlamento", ha zanjado.

Para leer más