Mar González ve lograda "la tecla correcta" en el Polígono Sur y reclama más "apuesta, inversión" y agentes

Publicado 31/08/2019 11:08:38CET
En el centro de la imagen, Mar González con los miembros de su equipo
En el centro de la imagen, Mar González con los miembros de su equipo - COMISIONADO POLÍGONO SUR

SEVILLA, 31 Ago. (EUROPA PRESS) -

La profesora del departamento de Psicología Evolutiva y de la Educación de la Universidad Hispalense María del Mar González, quien acaba de dejar el cargo de comisionada del Polígono Sur al ser relevada por el Gobierno andaluz, ha defendido que las políticas promovidas en esta zona marcada por la pobreza, el paro y las situaciones de violencia tocan "la tecla correcta", reclamando una "apuesta política fuerte y continuada" para que el barrio supere las lacras que arrastra.

En una entrevista con Europa Press, María del Mar González ha evaluado la labor desplegada por la Oficina del Comisionado del Polígono Sur, encargada de coordinar las políticas de los distintos poderes en esta zona desfavorecida de Sevilla, desde que asumiese el mando de la misma en octubre de 2013.

Al respecto, después de que en su balance de primer año como comisionada alertase de que pese a los esfuerzos y avances los grados de exclusión social eran aún "escandalosos" en el Polígono Sur, y de que la última edición de los Indicadores Urbanos del Instituto Nacional de Estadística haya vuelto a situar a dicha zona como el barrio con menor renta neta media anual de toda España con 4.897 euros por habitante, Mar González ha expuesto que tanto dichos datos del proyecto Urban Audit sobre condiciones de vida en ciudades europeas como el VIII informe Foessa de Cáritas reflejan que en el contexto de la crisis, "los problemas se han agravado en las zonas con situaciones de exclusión social severa", porque el modo en el que los grandes poderes han "gestionado" la crisis "ha hecho que los peores problemas repercutan en la población más vulnerable".

Es más, ha relatado que cuando asumió el cargo, pudo comprobar por sí misma que mientras en aquel "momento álgido de la crisis se incrementaban claramente las necesidades sociales, mermaban los recursos para atender a las personas, con un resultado dramático". Y es que según ha rememorado, el Polígono Sur ha llegado a perder "el 60 por ciento" de los trabajadores sociales con los que contaba mientras "la oficina de vivienda era desmantelada" y los recursos de fomento del empleo caían "a cero", lo que de hecho derivó en el cierre del Centro de Orientación y Dinamización para el Empleo (CODE) de la zona.

"Los datos (de pobreza) son igual de escandalosos aquí y en el resto de zonas desfavorecidas, porque los problemas se han agravado en todos los entornos con exclusión severa", ha puntualizado.

Señalando que la sociedad y el Polígono Sur atraviesan actualmente "otro momento", González ha defendido que pese a todo, durante su etapa como comisionada han entrado en funcionamiento herramientas como una "red por el empleo y el emprendimiento" gracias a la cual el 38 por ciento de los jóvenes parados del Polígono Sur ha llegado a estar adherido a la plataforma digital de Garantía Juvenil frente a la media del 22% de Sevilla, así como otros instrumentos y espacios de "trabajo compartido" como una "red de entidades que operan con familias e infancia" en la que las mismas "unen sus recursos" en un "mapa" disponible para su labor.

Del mismo modo, ha esgrimido el trabajo cualitativo desplegado mediante herramientas como "una mesa de protección de la infancia y la adolescencia, una red de igualdad" u otra de trabajo en la calle. "Hemos ido trabajando a nivel técnico y vecinal para que los recursos que lleguen logren el mayor beneficio" social, ha asegurado Mar González, a cuyo juicio el Plan Integral del Polígono Sur promovido desde 2005 por el Ayuntamiento hispalense, la Junta de Andalucía y el Estado para la recuperación de la zona "en absoluto" ha quedado en papel mojado.

Y es que aunque su grado de cumplimiento "es muy difícil de cuantificar" al ser un instrumento en "evolución", por ejemplo con la incorporación de aspectos de igualdad o de lucha contra la violencia de género, el Polígono Sur, a su juicio, ha "avanzado mucho en educación teniendo en cuanta que el punto de partida era del tercer mundo", con lo que de un 10 por ciento de niños sin escolarizar y un absentismo escolar del 40%, ahora "todos" los niños están escolarizados y en Educación Primaria el absentismo se ha reducido al 10%. A otros niveles, como ha abundado, media el "logro" de que alumnos de la zona accedan a la universidad.

Los "avances", según ha defendido, son tangibles en otros aspectos como la salud con datos como el del 94% de niños menores de dos años atendidos en el centro de salud que ya están vacunados después de que el índice de vacunaciones fuese "muy bajo", mientras en planificación familiar los progresos han sido "impresionantes" pese a persistir los "problemas de embarazos adolescentes", y en materia de empleo los programas desaparecidos en su momento han ido siendo "recuperados", sumándose a la labor de la mencionada red de empleo y emprendimiento.

Como ejemplo, ha destacado que la última edición de un curso de instalación de fibra óptica logró un grado de inserción laboral "del 80 por ciento" sólo un mes después de su finalización, si bien ha admitido que la empleabilidad de la población del Polígono Sur no alcanza desde luego los niveles que le "gustaría".

En materia de seguridad, ha defendido que el Polígono Sur "no está como al inicio" de la aplicación del plan integral, cuando según ha rememorado "el crimen campaba a sus anchas", pero ha reconocido que tampoco está en el punto que desearía. A tal efecto, ha admitido que el hecho de que el Ministerio de Interior haya acometido finalmente fuera del Polígono Sur la comisaría de Policía Nacional históricamente reivindicada para la zona "no beneficia" a avanzar en seguridad, si bien ha manifestado su esperanza de que pronto se haga "realidad" el proyecto alternativo de promover un espacio compartido entre agentes de la Policía Nacional, la Policía Local y de la Policía Nacional adscrita a la Junta.

Precisamente en ese aspecto, ha sido rotunda a la hora de reclamar "muchos más refuerzos de todos los cuerpos policiales", pues la Policía Local está "demasiado ausente por las noches y los fines de semana" y es necesaria más presencia de la Policía Nacional "en todos los órdenes", a fin de mejorar un ámbito en el que a su juicio se percibe más "colaboración ciudadana".

Porque según Mar González, aunque "muy lentamente", el pertinaz trabajo en materia de convivencia, civismo y sobre todo acompañamiento "está dando sus frutos" mediante diversas iniciativas de "valores educativos y entendimiento mutuo". "Cambiar hábitos y modos de vida no se consigue de un día a otro, pero estamos empezando a tocar la tecla correcta", ha enfatizado, señalando los "resultados" ya cosechados en algunos enclaves concretos del Polígono Sur.

En cuanto al soterramiento de la línea ferroviaria que separa esta el Polígono Sur de otros barrios como el de Bami o el derribo del muro del recinto de Hytasa, reivindicaciones históricas todavía pendientes, Mar González ha conectado la falta de avances en la materia con el "complicado tiempo económico" que atraviesa la administración, exponiendo que aunque ella no ha "dejado de pedir" fondos para estos aspectos, ha sido partidaria de que "en estos momentos" primasen las políticas de rehabilitación de vivienda pública, en la que no obstante también ha echado en falta mucha más "inversión".

Empero, ha recordado que gracias al proyecto europeo Urban de recuperación de espacios urbanos, en los últimos tiempos el Polígono Sur ha sido escenario de hitos como la incorporación de la Factoría Cultural y el flamante nuevo centro de mayores a su cartera de equipamientos públicos.

Reclamando una "estructura estable" de personal para la Oficina del Comisionado, presupuesto propio y una "regulación" específica que defina "las obligaciones mutuas" entre la entidad y las administraciones, Mar González ve posibilidades de un "mejor escenario" para el Polígono Sur, siempre que medie una "apuesta política fuerte y continuada".