Actualizado 08/12/2014 02:23 CET

Moreno: "Intento hacerle imposible la subsistencia a los corruptos en la clase política y Díaz lo impide reiteradamente"

El presidente del PP-A, Juanma Moreno, con Carlos Rojas y Macarena O'neill
EUROPA PRESS

SEVILLA, 5 Nov. (EUROPA PRESS) -

El presidente del Partido Popular andaluz, Juanma Moreno, ha asegurado este miércoles que está trabajando para intentar "hacerle imposible la subsistencia a los corruptos en la clase política" mientras que "eso es lo que impide reiteradamente" la presidenta de la Junta, Susana Díaz, no atendiendo a sus peticiones para que PP-A y PSOE-A se sienten a dialogar y lleguen a un acuerdo anticorrupción y en defensa de la transparencia.

Así lo ha dicho a los periodistas tras registrar en el Parlamento una enmienda a la totalidad al proyecto de Ley de Presupuestos de la Comunidad Autónoma de Andalucía para 2015 después de que Díaz "también se haya negado" a llegar a un acuerdo en materia presupuestaria con los 'populares'.

Según Moreno, "no es tarde" para que las dos grandes fuerzas políticas de la comunidad lleguen a un pacto contra la corrupción y, por eso, ha vuelto a mostrar su voluntad a "dialogar" con Díaz "absolutamente de todo".

"El PP-A tiene una batería de propuestas y estamos dispuestos a hablar de todo con el PSOE-A para mandarle a la ciudadanía un mensaje nítido de que vamos a acabar con la corrupción. Yo quiero hablar y negociar, que diga la señora Díaz si está dispuesta también a hacerlo, porque por lo que sé hasta ahora por sus declaraciones es que no", ha dicho el líder de los 'populares' andaluces para criticar que la socialista dijera la semana pasada que los ciudadanos "están hasta las narices" de los acuerdos.

Según Moreno, de lo que están "hasta las narices los ciudadanos andaluces es de la corrupción, del despilfarro y de la confrontación permanente de la Junta de Andalucía con el Gobierno de la Nación", por lo que, tras tachar de "irresponsables" y "absolutamente desafortunadas" estas declaraciones de Díaz, le ha pedido que, ya que ha demostrado que no quiere dialogar con él, al menos tome en consideración la batería de propuestas anticorrupción que presentó el pasado viernes en Antequera y que ya le ha mandado por escrito.

"Ahí hay medidas para que el corrupto no tenga hueco", ha reiterado para advertir de que, "por supuesto, los imputados por corrupción no estarán en el PP-A" y de que "ningún miembro imputado por corrupción va a ir en las listas" electorales de su formación en los sucesivos comicios.

A juicio de Moreno, el PSOE-A debería seguir esta línea de actuación porque "no ha expulsado a todos sus imputados" y tiene a "muchos dirigentes bajo sospecha". De lo contrario, tanto los socialistas como la presidenta de la Junta pondrán de manifiesto que no las quieren aplicar por temor a lo que pueda pasar en su partido.

"El problema final que trasciende es que hay medidas del PP-A que el PSOE-A no está dispuesto a aceptar porque eso sería poner en evidencia situaciones difíciles para la propia supervivencia del partido. Ese es el problema. Si no, no tendrían problemas para hablar y pactar", ha sentenciado el político malagueño no sin preguntar a la presidenta de la Junta "a qué le tiene miedo".

DÍAZ NO ES LA LÍDER DEL PSOE

Moreno ha querido recordar que "los grandes marcos de convivencia siempre han venido auspiciados por grandes acuerdos" para subrayar que no entiende cómo "que hace tan sólo un año" Díaz le pidió al presidente del Gobierno, Mariano Rajoy, "un gran pacto contra la corrupción" cuando fue a visitarlo a La Moncloa y "ahora, cuando el PP-A le presenta una batería de iniciativas para regenerar la vida pública, ella dice que los ciudadanos están hasta las narices de acuerdos".

A su juicio, esto evidencia también las ganas que tiene Díaz de ser la secretaria general del PSOE, ya que un pacto de estas características y a nivel nacional se lo debería haber propuesto a Rajoy "su homólogo", que entonces era Alfredo Pérez Rubalcaba, con quien "se ha estado pactando hasta que la señora Díaz ha obligado a Sánchez a estar en desacuerdo".

Tras insistir, por tanto, en que aunque a ella "no le guste no es la secretaria general del PSOE", también ha señalado de que el hecho de que se niegue a hablar con el PP-A demuestra "que está ausente, en una nube y un pedestal" y que "no entiende la calle" ni quiere entenderla por su "soberbia".

"Los ciudadanos están cansados del 'y tú más' y de la confrontación: lo que quieren es que arrimemos el hombro y alcancemos grandes acuerdos y pactos en temas esenciales para Andalucía como son el empleo, la sanidad, la fiscalidad y, por supuesto, la corrupción", ha reiterado.

Para leer más