La OCDE destaca a Andalucía entre las regiones con mayores índices de abandono temprano en la educación, cerca del 30%

Actualizado 22/09/2015 15:10:01 CET

SEVILLA, 22 Sep. (EUROPA PRESS) -

Andalucía está, junto con Murcia, Castilla-La Mancha y Canarias, entre las comunidades autónomas con un mayor índice de abandono temprano de la educación y la formación, cercano al 30 por ciento, según el informe de la Organización para la Cooperación y el Desarrollo Económico (OCDE), que recoge que, en general, este índice es alto en España.

Con una media nacional del 24 por ciento, el índice de abandono temprano español es el mayor de los 28 países de la UE. No obstante, los índices varían "considerablemente" entre regiones, "uno de los aspectos más desiguales del sistema educativo", según recoge el informe.

Así, el País Vasco tiene un índice de abandono temprano de la educación del 9,9 por ciento, que está por debajo de la media de la Unión Europea (12 por ciento), es idéntico al de Alemania y no mucho mayor que el de un país con alto nivel de rendimiento como Finlandia (9,3 por ciento). Por otra parte, en comunidades como Murcia, Castilla-La Mancha, Canarias y Andalucía, entre otras, "el índice de abandono temprano de la educación puede alcanzar el 25 por ciento o incluso ser superior".

El rendimiento general de los estudiantes españoles está por debajo del promedio de la OCDE en comprensión lectora, matemáticas y ciencias (PISA), y pocos rinden a niveles altos en estas áreas. La OCDE indica que también España posee índices comparativamente altos de repetición de curso y de finalización tardía de los estudios y propone al Gobierno reforzar el papel de la FP y el aprendizaje basado en el trabajo.

El informe señala que ahora que el sistema de FP dual está creciendo "es necesario garantizar un acceso equitativo en todas las comunidades autónomas" y expone que en la actualidad, el número de estudiantes matriculados en la FP dual varía notablemente según las comunidades autónomas. En ese punto, destaca que solo Andalucía y Cataluña, con 2.562 y 2.545 estudiantes respectivamente, suponen más de la mitad de los estudiantes de FP dual.

POCOS TITULADOS UNIVERSITARIOS CON ALTAS COMPETENCIAS

Por otro lado, se indica que España cuenta con "muy pocos" titulados universitarios con altos niveles de competencias necesarios para satisfacer la demanda del mercado laboral y tiene muchos estudiantes que se gradúan en ámbitos que no se adecuan bien a las necesidades de este mercado.

Este documento pone de manifiesto que los jóvenes españoles se enfrentan a "grandes dificultades" para incorporarse gradualmente al mercado laboral; el paro juvenil y las tasas de desempleo de larga duración se sitúan entre los más altos de la OCDE; y el porcentaje (20%) de jóvenes sin estudios, trabajo ni formación, conocidos como 'ni-nis', coloca a España sólo por detrás de México, Grecia e Italia.

"Estos jóvenes corren el riesgo de convertirse en desempleados de larga duración, con importantes dificultades para reincorporarse al mercado de trabajo en un futuro", alerta sobre los 'ni-nis' este informe, que pide para este colectivo un mayor compromiso del Servicio Público de Empleo y un mejor acceso a información de calidad y a sistemas de orientación y asistencia "hechos a medida de las necesidades de los jóvenes".

10 MILLONES DE ADULTOS CON BAJAS COMPETENCIAS

En cuanto a la población adulta, la OCDE advierte de que en España hay diez millones de adultos con bajo nivel de competencias, de los que aproximadamente dos tercios de estas personas "escasamente cualificadas" seguirán estando en el mercado laboral dentro de 10 años y más de un tercio continuará trabajando dentro de 20 años.

Para estos adultos, los autores del informe sostienen que las oportunidades de perfeccionamiento y actualización de competencias serán cada vez más necesarias para que "mucha gente" pueda mantener sus actuales trabajos o encontrar otros nuevos.

SOBRECUALIFICACIÓN Y FALTA DE INNOVACIÓN

La OCDE indica que España tiene que impulsar más la formación en el centro de trabajo para potenciar la productividad y competitividad de sus trabajadores porque "no está aprovechando al máximo su mano de obra". En este sentido, explica que hay "muchos" trabajadores con nivel de competencias mayor al necesario para sus trabajos.

El texto advierte de la "falta de innovación" en la economía española, que se ve reflejada en la "baja inversión" de las empresas en capital basado en el conocimiento, incluyendo la I+D, y en la baja proporción de titulados con doctorado contratados para la investigación en el sector privado (un 15% frente al 30% de Bélgica, Reino Unido o Estados Unidos).

También indica este informe que España "no está presionando suficientemente" a sus centros de educación superior para que favorezcan la innovación y el crecimiento mediante la transferencia de investigación y conocimiento al sector privado.

La OCDE señala que el mercado de trabajo español continúa con un alto índice de paro. Para ello, propone un mayor esfuerzo para garantizar que la regulación del mercado laboral y que las políticas tributarias se traduzcan en incentivos a la contratación, "y no en desincentivos", advierte.

PRESTACIONES VS POLÍTICAS ACTIVAS DE EMPLEO

Sobre el gasto público total en programas orientados a la búsqueda de empleo, los autores del informe señalan que el de España presenta uno de los más altos de la OCDE, pero que una parte considerable de ese gasto ha estado motivada por la "necesidad de destinar más fondos para cubrir las prestaciones por desempleo a raíz de la recesión económica".

Por otra parte, apunta que el gasto destinado a políticas activas de empleo no es alto en relación con otros países de la OCDE, "especialmente si consideramos las cifras sin precedentes de jóvenes desempleados registradas en España", añade.

Felipe González

Felipe González

Ex Presidente del Gobierno de España

15/11/2018

Patrocinado por