Paralizado en Bormujos (Sevilla) el desalojo de una mujer discapacitada junto a su esposo y su hijo

Actualizado 10/10/2019 10:08:10 CET

BORMUJOS (SEVILLA), 10 Oct. (EUROPA PRESS) -

Aunque el Juzgado de Primera Instancia número cuatro de Sevilla había fijado para el próximo 14 de octubre el desalojo de una mujer de 56 años afectada por discapacidad por impagos respecto a la vivienda que habita en Bormujos (Sevilla), dicha orden de desalojo ha sido finalmente "paralizada" merced a un informe municipal que acredita la "vulnerabilidad social y económica" de su familia, según el Ayuntamiento de Bormujos.

Esta mujer, de unos 56 años y afectada por un importante grado de discapacidad, reside en régimen de alquiler social junto a su marido y su hijo en una vivienda dada en pago como consecuencia de los problemas afrontados para abonar las cuotas de la hipoteca inicialmente concertada para la adquisición de la misma, según han precisado a Europa Press desde el Ayuntamiento.

El Ayuntamiento tuvo constancia de la situación de estas personas el pasado 27 de septiembre, a través del requerimiento formalizado por el Juzgado de Primera Instancia número cuatro para que abandonasen la vivienda en cuestión. El día 30 de septiembre, la propia afectada solicitó una reunión con los responsables municipales para abordar el asunto.

Según el Ayuntamiento, los días 1 y 2 de octubre tanto desde la Alcaldía como la Policía Local y el área de Bienestar Social se celebraron reuniones conjuntas analizando la notificación judicial y la situación de "vulnerabilidad social y económica" de esta familia, que era ya conocida por los responsables municipales.

El pasado día 7 de octubre, ante la amenaza de desalojo y tal como se le requería, esta familia solicitó el informe que pedía la autoridad judicial para decidir sobre si consumar o no el desalojo. Este informe fue remitido al juzgado "de manera inmediata" por parte de la Delegación de Bienestar Social del Ayuntamiento de Bormujos, que este jueves ha tenido conocimiento de la decisión del juzgado de "paralizar" el desalojo.

El alcalde, Francisco Molina (PSOE), ha felicitado a los trabajadores municipales por su diligencia y ha señalado que "la rapidez de actuación ha sido posible porque desde los servicios sociales municipales era conocida la situación de esta familia, ya que venimos trabajando con ella desde hace dos años y su expediente daba cuenta ya del complicado momento económico y social que atraviesan".

Aunque se ha congratulado de que esta mujer, junto a su marido y su hijo, puedan permanecer en su casa, el alcalde ha señalado que "se seguirá trabajando desde Bienestar Social con la familia para poder ofrecer alternativas y solución a sus problemas y evitar llegar hasta este extremo que ha tenido preocupado a todo el pueblo de Bormujos".

Contador