Actualizado 09/09/2022 13:47

Una pelea familiar por una presunta agresión machista, motivo del apuñalamiento mortal de las Tres Mil en Sevilla

Patrullero de la Policía Nacional.
Patrullero de la Policía Nacional. - POLICIA NACIONAL

SEVILLA, 9 Sep. (EUROPA PRESS) -

La Policía Nacional ha confirmado este viernes que la pelea que acabó con la detención de F.M.G, de 33 años y con numerosos antecedentes, por matar a puñaladas a otro hombre en las Tres Mil el pasado 5 de septiembre tuvo como origen una discusión familiar. Las investigaciones apuntan a que la pelea fue la respuesta a una agresión previa que había sufrido la pareja del presunto autor de los hechos, hijastra de la víctima. Una dotación policial se había personado en el domicilio de la pareja, en la barriada de los Pajaritos, para entrevistarse con la agredida y ofrecerle la ayuda necesaria. Ésta, pese a negar los hechos allí ocurridos y a no querer presentar denuncia contra su pareja, fue trasladada al domicilio de su madre y su padrastro por la Policía.

Horas más tarde, el presunto autor de los hechos fue a buscarla al portal del domicilio familiar, en la calle Maese Pérez, donde según se supo posteriormente, estuvo toda la tarde increpándole y gritándole para que bajase. El arrestado, al no obtener resultado, comenzó a romper los cristales y a pinchar las ruedas del vehículo propiedad del padrastro de la pareja del agresor, que al ver tales hechos decidió bajar y solucionar el incidente, iniciándose así una primera disputa entre ambas personas, según el relato policial ofrecido en una nota de prensa.

En un principio, el detenido se marchó del lugar pero, transcurrido un tiempo, volvió portando dos cuchillos, dirigiéndose directamente a la víctima y asestándole dos puñaladas por la espalda, una de ellas mortal, para acto seguido huir del lugar. Por todo lo anterior, la hijastra del fallecido fue trasladada a dependencias policiales por su seguridad, activándose el protocolo de Víctima de Violencia de Género, interponiendo finalmente denuncia por la agresión y amenazas contra su pareja.

Tras lo ocurrido, agentes de la Brigada Provincial de Policía Judicial y de la Brigada Provincial de Seguridad Ciudadana desplegaron un dispositivo para la localización del presunto autor de los hechos. Finalmente, doce horas después del apuñalamiento, el presunto agresor fue localizado y detenido en la barriada de los Pajaritos, "ofreciendo una resistencia y violencia desmedida para eludir la detención". Resultaron lesionados cuatro de los agentes actuantes y quedaron destrozadas las puertas del vehículo policial en su traslado a dependencias policiales.

El arrestado fue puesto, en primer lugar, a disposición de los Juzgados de Violencia Sobre la Mujer por los delitos de violencia de género, amenazas y lesiones a su pareja y, posteriormente, fue trasladado a los Juzgados de Instrucción de Sevilla, por los delitos de homicidio y atentado a los agentes de la Autoridad. Una vez compareció en este último Juzgado fue decretado su ingreso en prisión.

Contador