Plataforma de Sevilla desea que las movilizaciones en favor de la igualdad sean con "independencia" de partidos

Publicado 10/01/2019 15:15:26CET

SEVILLA, 10 Ene. (EUROPA PRESS) -

La Plataforma 8 de marzo ha indicado este jueves que comparte la "preocupación" por el "retroceso gravísimo para la democracia y la igualdad entre mujeres y hombres" que pueden suponer propuestas de "grupos políticos con interés de gobernar" la comunidad autónoma, y apoya las movilizaciones convocadas en desacuerdo con dichas ideas, pero defiende que "las actuaciones del movimiento feminista se deben hacer desde la autonomía y desde una absoluta independencia de cualquier fuerza política".

Así lo indica la Plataforma 8 de marzo en un comunicado al hilo de los "manifiestos" y la "serie de acciones" que se han difundido o convocado "a través de las redes sociales" para "manifestar el desacuerdo ante lo que se considera un "retroceso gravísimo para la democracia y la igualdad entre mujeres y hombres".

En concreto, la citada plataforma alude al debate abierto por "grupos políticos con interés en gobernar" Andalucía sobre "la violencia de género desde un punto de vista retrógrado y reaccionario, con propuestas que nos harían retroceder décadas, utilizando nuevamente a las mujeres como moneda de cambio para ocupar el poder".

La 'Plataforma 8 de Marzo' quiere dejar claro que comparte "totalmente esta preocupación" y apoya "estas movilizaciones", pero apostilla que "las actuaciones del movimiento feminista se deben hacer desde la autonomía y desde una absoluta independencia de cualquier fuerza política".

En esa línea, sostiene que "la crítica debe producirse en todos los momentos en que existan agresiones sobre nuestros derechos, vengan del lado político que vengan", y al respecto subraya que viene "denunciando la insuficiencia, año tras año, del presupuesto andaluz destinado a igualdad y violencia de género (0,16%) y la falta de partidas presupuestarias transversales".

La Plataforma 8 de marzo también ha estado "alertando de que la modificación de la Ley de Violencia de Género andaluza, producida en julio de 2018, ha sido una gran decepción, pues no ha supuesto ningún avance sustancial, con el que, además, se ha desvirtuado el concepto de víctima de violencia de género, retrocediendo peligrosamente en la firmeza conceptual que cualquier norma destinada a erradicar la violencia patriarcal debiera tener".

Además, la plataforma ha estado "denunciando la no creación o el desmantelamiento de los organismos de igualdad de género específicos y transversales, tanto en el Ayuntamiento de Sevilla, como en la comunidad autónoma o en el Estado", y "manifestando que, desde el Gobierno estatal, los distintos gobiernos que se han sucedido, han recortado ostensiblemente las dotaciones y los programas presupuestarios destinados a igualdad y violencia de género".

Igualmente, la plataforma traslada su "preocupación por la deriva que están suponiendo algunas de las acciones convocadas desde las redes sociales, que parten sin autoría clara y que, aunque luego son suscritas por organizaciones sociales diversas, acaban siendo imposiciones de acciones o manifiestos que no tienen por qué ser compartidos íntegramente, ni ser el reflejo de un debate colectivo, y que corren el riesgo de fácil manipulación por organizaciones políticas o mixtas, con mas medios y capacidad de intervención y difusión, tanto en las redes sociales como en los medios de comunicación".

La plataforma apunta al respecto que "las redes sociales no deben sustituir al movimiento feminista organizado", defiende "la autonomía del movimiento feminista", y denuncia "la manipulación partidista de las mujeres, proceda desde donde proceda", de forma que exige "que nuestra lucha continúe enfrentándose a todas las situaciones y decisiones políticas que nos agredan".

Desde la plataforma 8 de marzo concluyen lanzando el aviso de que "nos tendrán enfrente todos los que pretendan hacernos retroceder y aquellos que no implementen los medios necesarios para erradicar los atentados continuos a nuestra integridad y nuestros derechos".

Contador