Actualizado 20/06/2014 20:44 CET

El pleno de Morón renuncia a la "deuda ilegítima" y apela al Estado

MORÓN DE LA FRONTERA (SEVILLA), 20 Jun. (EUROPA PRESS) -

El pleno del Ayuntamiento de Morón de la Frontera (Sevilla), ha aprobado una moción promovida por la Asamblea Moronera Alternativa (AMA-Morón), secundada por el PSOE e IU-CA y que ha contado con la abstención del PP, que implica una renuncia al pago de la "deuda ilegítima", reclamando al Estado que asuma como "propio" el pago de las operaciones de préstamo concertadas merced a los mecanismos estatales de pago a proveedores.

La moción, recogida por Europa Press, señala el concepto de "deuda ilegítima" y lo describe "toda aquella que vulnera los derechos humanos, sociales, económicos, culturales y medioambientales de gran parte de la población en favor de los intereses de una minoría", toda vez que "la deuda bancaria que soporta este ayuntamiento es ilegítima porque aunque ha sido contraída por Gobiernos municipales elegidos por las urnas, en su gran mayoría ha sido contraída por culpa de una nefasta gestión de responsables políticos que han contratado obras y servicios muy por encima de su valor real y que lamentablemente no han podido ser auditados hasta la fecha".

"Además, esta deuda bancaria genera intereses de usura que hacen que la deuda sea impagable, además de ilegítima, insolidaria, indignante e inmoral". "El único objetivo que tiene mantenerla es que los bancos reciban de manera permanente esos intereses de usura, sin ofrecer ningún servicio a la ciudadanía", avisan los independientes, quienes censuran además la polémica reforma del artículo 135 de la Constitución Española, porque "consagra la prioridad absoluta del pago de la deuda" frente a los intereses sociales.

Igualmente, señala la moción la adhesión del Ayuntamiento al real decreto Ley 4/2012, habilitado por el Gobierno central para que los ayuntamientos se endeudasen a fin de saldar deudas con sus proveedores, aunque a cambio de sacrificios en materia de gastos corrientes e inversiones. El Ayuntamiento, merced a este mecanismo, concertó en principio préstamos por valor de 14.469.003 euros de los que sólo se ha pagado el 0,56 por ciento, mientras supera los 1,22 millones de euros el capital librado en concepto de intereses de tales préstamos, porque superan los 9,3 millones de euros los intereses a pagar por todos estos préstamos.

"Si el Estado ha realizado aportaciones directas de capital para rescatar a los bancos, con la excusa falaz de garantizar los ahorros depositados en esos bancos por los ciudadanos/as, ahora tiene la obligación de realizar aportaciones directas de capital para rescatar a los ayuntamientos", dice la moción, que pide derogar la modificación del artículo 135 de la Constitución Española, que el Estado asuma "como propia" la deuda bancaria del Ayuntamiento de Morón sin amortizar del primer plan de pago a proveedores, es decir 14.385.429,03 euros, y también la deuda del segundo plan de pago a proveedores, que se eleva a casi 6,5 millones de euros, "reintegrando las cantidades retenidas hasta la fecha de la Participación en los Impuestos del Estado (PIE)".

La moción, además, pide al Gobierno de España que "asuma como propia el resto de deuda bancaria del Ayuntamiento de Morón, anterior a los planes de pagos a proveedores, compensando dicha deuda con las aportaciones directas realizadas a los bancos durante el periodo 2009-2012 que constan en el Informe del Tribunal de Cuentas que entregó al Parlamento".