Publicado 22/04/2016 11:18CET

PP acepta la la Alcaldía, cedida por Gutiérrez Limones, "para resolver los problemas de los que él es incapaz"

El alcalde socialista de Alcalá de Guadaíra, cederá por un día la alcaldía a María del Carmen Rodríguez Hornillo, ya que se no da solución al colectivo de trabajadores de relevo

ALCALÁ DE GUADAÍRA (SEVILLA), 22 Abr. (EUROPA PRESS) -

El alcalde socialista de Alcalá de Guadaíra, Antonio Gutiérrez Limone, en el Pleno Municipal de ayer, "incapaz de dar solución al colectivo de empleados municipales de relevo", ha ofrecido al Partido Popular "tomar la responsabilidad de la Alcaldía por un día, para que sean los 'populares' quienes den respuesta a este conflicto laboral enquistado desde hace ya varios años", según indica el Partido Popular.

Desde el PP, "lejos de rehuir de lo que a todas luces es una fanfarronada del alcalde", ha aceptado "de buen grado este reto infantiloide de Gutiérrez Limones", y no sólo "tratarán de solucionar este problema en particular", sino que los 'populares' van a solicitar una fecha concreta para preparar todas aquellas cuestiones acumuladas durante años, aún por resolver.

"Al PP no le temblará el pulso para dar una solución a los empleados municipales de relevo, ya que les ampara la ley", dicen. Así, hasta la fecha cuentan con varias sentencias favorables por despido improcedente y un requerimiento de la Inspección Provincial de Trabajo en el que, en base al Estatuto de los Trabajadores en su artículo 12, apartados 6 y 7, y lo dispuesto en la Ley General de la Seguridad Social en el artículo 166.2.D., se aprecia infracción tipificada como GRAVE en el artículo 7.2 de la Ley de Infracciones y Sanciones del Orden Social (RDL 5/2000 de 4 de agosto), subrayan.

Los 'populares' propondrán a Gutiérrez Limones "que no se quede en un sólo día, sino que para todo aquello que el equipo de gobierno del PSOE de Alcalá no sea capaz de resolver, se aparte y deje a los que sí estamos preparados con ilusión y fuerza para trabajar por Alcalá".

Por otro lado, la propuesta del PP para seguir rebajando los impuesto en la ciudad también ha sido aprobada por unanimidad, no sin antes recibir los reproches del Concejal socialista de Hacienda, Salvador Escudero, quien "recriminó erróneamente que los valores catastrales que el PP quiere bajar eran consecuencia del Gobierno central actual del PP", cuando en realidad, según explican, "la subida desproporcionada del IBI en Alcalá, se debió a una revisión catastral al alza en tiempos de Zapatero, además de un incremento del tipo impositivo a nivel local, competencia directa del gobierno socialista de Gutiérrez limones".

Además, el responsable socialista de Hacienda en su intervención, hizo mención "mal intencionada" al pago que Alcalá de Guadaíra tenía que hacer frente este año al Gobierno central, concretamente nueve millones de euros, "sin mencionar que esta cantidad se debe al préstamo de más de 25 millones de euros que el Gobierno del PP, a través del Plan de Pago a Proveedores, le concedió a este Ayuntamiento para poder salvar la más que previsible bancarrota municipal".

Para leer más