Publicado 07/12/2016 15:11CET

PP se ofrece a articular una mayoría suficiente para condicionar el presupuesto y mejorar servicios e inversión

SEVILLA, 7 Dic. (EUROPA PRESS) -

El portavoz adjunto del Grupo Popular en el Ayuntamiento de Sevilla, Beltrán Pérez, ha presentado las cinco líneas maestras sobre las que se basará su posición en la elaboración del presupuesto municipal para 2017 y que pasan por corregir la "consolidación de la brutal subida de impuestos", que la transparencia y el diálogo presidan el proceso, que el gobierno se comprometa a la ejecución presupuestaria y se delimiten responsabilidades por falta de ejecución, que se traduzca el gasto y sus incrementos en una mejora de los servicios públicos y que se incorpore al presupuesto partidas destinadas a prioridades de gasto.

En rueda de prensa, el popular se ha ofrecido al resto de grupos "para articular una mayoría suficiente que condicione los presupuestos de 2017, para que supongan una mejora en los servicios públicos, haya un impulso a las inversiones, se fomente la economía y el empleo, y se produzca una profundización en la igualdad social".

Así, en cuanto a los impuestos, ha calificado de "absoluta irresponsabilidad la consolidación del incremento" de la presión fiscal del socialista Juan Espadas para después "no ejecutar el presupuesto, lo que demuestra una incapacidad manifiesta". Ha exigido, ante este presupuesto "fallido, en el que se han quedado 150 millones sin gastar", una bajada de los impuestos porque considera que "no tiene sentido recaudar más para no invertir, por ejemplo, en políticas de empleo, vivienda u obras en los distritos".

Además, ha destacado que la "mejor" situación financiera actual debe trasladarse a los sevillanos en una disminución de la presión fiscal y en un incremento de la mejora de los servicios, o dotación de nuevas infraestructuras. Pérez ha añadido que Espadas tiene "una oportunidad para buscar el apoyo del principal grupo de la oposición el día 23 de diciembre, en el pleno de aprobación definitiva de las ordenanzas fiscales, empezando a bajar los impuestos que subió".

Igualmente, ha insistido en las otras líneas en las que el Grupo Popular basará su posición, como son la transparencia de todo el proceso frente a la "opacidad demostrada en otras ocasiones"; los compromisos de ejecución para que "no vuelva a ocurrir que se queden cientos de millones sin gastar, y más después de subir los impuestos"; y que esto se traduzca en mejoras de los servicios públicos, como la limpieza, o que se establezcan nuevos servicios que mejoren la vida de los ciudadanos.

En cuanto a la incorporación al presupuesto de prioridades de gasto, Pérez ha resaltado que éstas deben girar en torno a un compromiso en el gasto social, como el empleo, vivienda o un plan integral en zonas desfavorecidas, que "en este ejercicio las partidas correspondientes no han sido ejecutadas"; un fomento de la dinamización de la economía; el desarrollo de plataformas de gestión tecnológica y un acercamiento a la población; una descentralización "real y efectiva" de los distritos y la ejecución de obras que solucionen las "carencias y desperfectos de muchos barrios", y un plan de promoción para la juventud.

De igual modo, ha lanzado una reflexión a los restantes grupos de la oposición y ha señalado que "todos han mantenido una crítica sostenida a la gestión presupuestaria y a los incumplimientos de los acuerdos de Espadas", ante lo que les ha pedido que "enarbolen ese espíritu crítico a la hora de prestar su apoyo a los presupuestos de 2017", recordándoles que "en el caso de que lo apoyen, su credibilidad política estará ligada a la gestión de Espadas".