Publicado 23/01/2019 17:48CET

La problemática de vivienda se "estabiliza" y "vira" de los conflictos hipotecarios a los de alquiler

Flores y Felipe Castro
AYUNTAMIENTO DE SEVILLA

SEVILLA, 23 Ene. (EUROPA PRESS) -

El concejal de Bienestar Social y Empleo del Ayuntamiento de Sevilla, Juan Manuel Flores, y el gerente de la Empresa Municipal de Vivienda, Suelo y Equipamiento de Sevilla (Emvisesa), Felipe Castro, han manifestado este miércoles que los datos de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda reflejan que el número de problemas de riesgo de pérdida de vivienda se ha "estabilizado" tras descender desde 2016, mientras la tipología de conflictos ha "virado" de los impagos de hipotecas a los impagos de rentas de alquiler.

Juan Manuel Flores y Felipe Castro han hecho este miércoles balance del funcionamiento de la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda del Ayuntamiento, desde su creación a finales de 2016. Según los datos desgranados por los responsables municipales, desde el estreno de este organismo, el mismo ha atendido a aproximadamente 10.000 personas, con relación a consultas de diversa índole, peticiones de asesoramiento o información o demandas de ayuda institucional por situaciones de vivienda, pesando los casos de 1.027 personas o familias con clara amenaza de perder su vivienda.

Entre estos 1.027 casos, el 52 por ciento de las viviendas eran propiedad de entidades bancarias, el 33 por ciento de particulares y el seis por ciento de la propia Emvisesa, correspondiendo 221 casos al distrito Cerro Amate, 194 al distrito Norte, 192 al distrito Este, Alcosa-Torreblanca, 41 al Casco Antiguo, 99 a Macarena, 92 a San Pablo-Santa Justa, 87 al distrito Sur, 52 al distrito Triana, 14 al distrito Bellavista-La Palmera, 25 a Nervión y diez a Los Remedios.

LA "EVOLUCIÓN DEL PROBLEMA"

En ese contexto, han expuesto que las cifras y datos que baraja la Oficina Municipal por el Derecho a la Vivienda refleja la "evolución del problema de vivienda" desde 2016 hasta ahora, pues durante su primer semestre de existencia, dicho departamento atendió 367 casos de riesgo de pérdida de vivienda, a un ritmo de 61 casos al mes, y el último semestre de 2018 registró 126 casos así, es decir unos 21 al mes.

Así, han comparado la "avalancha" inicial de casos de riesgo de pérdida de hogar en 2016 con la "estabilización" de estos casos en los 130 del segundo semestre de 2017, 116 del primer semestre de 2018 y 126 del segundo semestre de tal ejercicio. Igualmente, han constatado que ahora acuden a este dispositivo "menos familias en situación de extrema necesidad" y crece el número de casos de familias con ingresos de "mil o 1.200 euros mensuales" que tienen "dificultades" para afrontar los gastos asociados a la vivienda.

Y aunque "los problemas con los bancos" por el impago de los préstamos hipotecarios concertados para adquirir viviendas "no desaparecen", las estadísticas reflejarían un "viraje" de los conflictos hacia situaciones de impago de rentas de alquiler.

"El panorama ha cambiado de forma sustancial, así como la propia tipología (de los conflictos) y los recursos" disponibles para afrontarlos, ha indicado Juan Manuel Flores.