Publicado 30/04/2020 18:35:57 +02:00CET

Proponen "controles aleatorios de temperatura" y mascarillas obligatorias en los buses de Tussam

Autobús de la Línea Norte
Autobús de la Línea Norte - AYUNTAMIENTO DE SEVILLA - Archivo

SEVILLA, 30 Abr. (EUROPA PRESS) -

La sección del Sindicato Independiente de Trabajadores del Transporte (SITT) en la sociedad Transportes Urbanos de Sevilla (Tussam), perteneciente al Ayuntamiento hispalense, ha propuesto que de cara al levantamiento de las restricciones a la movilidad del estado de alarma decretado contra la pandemia de coronavirus Covid-19, sean adoptadas una serie de medidas que reactiven el transporte colectivo "compatibilizando su uso con medidas de seguridad para evitar el contagio".

En un escrito dirigido al director gerente de Tussam y recogido por Europa Press, el SITT, que preside el comité de empresa de esta sociedad municipal, aboga por "mantener la prohibición del pago en metálico" por parte de los viajeros para impedir los contactos y por ende los contagios, por lo que en paralelo pide "instalar máquinas expendedoras de billetes en las paradas, sobre todo en las de gran afluencia de público, así como la instalación en los vehículos de útiles para el abono (del precio del trayecto) con tarjetas o teléfonos móviles", especialmente en las puertas de acceso en los autobuses.

Además, para "ofrecer la máxima seguridad para evitar contagios, compatibilizando el uso del transporte público con medidas de seguridad" cuando se alcen las limitaciones, el SITT propone aumentar "al cien por ciento la oferta" de Tussam, actualmente reducida en un 40 por ciento los días laborables y en un 50 por ciento los fines de semana, al haber caído cerca de un 95 por ciento su número de viajeros a cuenta de las restricciones a la movilidad y a la actividad del estado de alarma.

Como consecuencia de dicha reducción de servicios, sobre la plantilla de Tussam pesa un expediente de regulación temporal de empleo (ERTE) rotatorio al que se han adherido cerca del 75 por ciento de los trabajadores, mientras el resto está sujeto a medidas de flexibilización laboral en materia de jornada o descansos, para contrarrestar la pérdida de carga de trabajo.

Además, el SITT propone "el uso obligatorio de mascarillas para acceder al autobús, controles aleatorios de temperatura y la adopción de medidas para el escrito cumplimiento de los aforos en los vehículos". En concreto, y según una circular de Tussam recogida por Europa Press, las directrices estipulan un máximo de 15 viajeros en los autobuses de 12 metros, 20 en los de 18 metros y de 25 en los articulados.

Finalmente, el SITT reclama "una solución para la activación de los aparatos de aire acondicionado en los vehículos con el fin de que no se produzca un deterioro de las actuales medidas de seguridad" y "la contratación de la totalidad de las personas que integran las bolsas de trabajo" durante el verano, pues ante la incidencia de las medidas preventivas contra la pandemia en las previsiones vacacionales, "es posible que durante el periodo estival haya un considerable aumento de población" en Sevilla con relación al número de personas que normalmente acoge la ciudad los meses de julio y agosto, marcados por el hasta ahora tradicional éxodo a las zonas de playa.

Para leer más