Actualizado 14/07/2012 13:21 CET

PSOE-A lleva al Parlamento una iniciativa que pide al Gobierno impulsar un tratado internacional sobre comercio de armas

SEVILLA, 14 Jul. (EUROPA PRESS) -

El Partido Socialista ha registrado una proposición no de Ley para su debate en el Pleno del Parlamento andaluz en la que insta a la Junta a reclamar al Gobierno de la Nación que realice "todas las gestiones diplomáticas necesarias" para impulsar un tratado internacional sobre comercio de armas ajustado a los principios marcados por la Organización de Naciones Unidas (ONU).

La iniciativa, a la que ha tenido acceso Europa Press, ya ha sido admitida por la Mesa de la Cámara, pero precisará no obstante del visto bueno de dos tercios del Parlamento para poder ser incluida en el orden del día de una sesión plenaria por considerar que se pretende que la Cámara "manifieste una determinada voluntad en relación con materias de competencia exclusiva del Estado".

Los socialistas reclaman este futuro tratado sobre comercio de armas "incluya una 'regla de oro' que prohíba que se autorice una transferencia de armas cuando, exista un riesgo sustancial de las armas objeto de la transferencia, vayan a usarse para cometer, o facilitar que se cometan, violaciones graves del Derecho Internacional de los Derechos Humanos y el Derecho Internacional Humanitario".

Junto a ello, el PSOE-A demanda que dicho tratado recoja tanto una "cobertura exhaustiva que incluya controles sobre todas las armas, municiones, armamento y materiales conexos y sobre todas las transferencias" como una "regulación sólida en los sistemas de concesión de licencias, transparencia y presentación de informes".

NEGOCIACIONES DESDE 2009

En este sentido, los socialistas recuerdan que "en 2009 la comunidad internacional acordó iniciar las negociaciones para crear un tratado que regulase de forma efectiva el comercio internacional de armas, considerando especialmente que la Resolución 64/48 de la Asamblea General de la ONU pedía a los estados miembros el establecimiento de un tratado firme y sólido para crear un instrumento eficaz que contenga las normas internacionales comunes más elevadas posibles para la importación, exportación y transferencia internacional de armas convencionales".

En su opinión, la importancia del tratado reside en que "la ausencia de normas internacionales, establecidas de mutuo acuerdo para la transferencia de armas convencionales a fin de hacer frente, entre otras cosas, a los problemas relacionados con el comercio no regulado de armas convencionales y su desviación al mercado ilícito, es un factor que contribuye a los conflictos armados, el desplazamiento de personas, la delincuencia organizada y el terrorismo, menoscabando la paz, la reconciliación, la seguridad, la estabilidad y el desarrollo económico social y sostenible".

Tras resaltar que "en más del 60 por ciento de las violaciones de derechos humanos documentadas por Amnistía Internacional en una década se utilizaron armas pequeñas y ligeras", el PSOE-A también considera "extremadamente preocupante" la participación "activa de niños y niñas soldado en conflictos en fuerzas gubernamentales o grupos armados no estatales en 19 países desde 2004" y la "terrible destrucción de infraestructuras socioeconómicas y de mercados, la corrupción y el desvío de fondos públicos, que niegan el acceso a las personas empobrecidas a asistencia médica, agua, alimentos, vivienda y educación".