Quirónsalud Infanta Luisa, primer hospital privado en Sevilla en implantar el catéter PICC para tratar la quimioterapia

Publicado 26/04/2019 15:15:32CET

SEVILLA, 26 Abr. (EUROPA PRESS) -

El Hospital Quirónsalud Infanta Luisa de Sevilla ha sido el primer hospital privado en la capital que ha implantado el catéter central de inserción periférica (PICC, por sus siglas en inglés) para tratamientos de quimioterapia, lo que aportará a los pacientes oncológicos un mayor bienestar durante sus procesos terapéuticos.

Así, el servicio de enfermería de la Unidad de Día del Hospital Quirónsalud Infanta Luisa ha implantado desde febrero el catéter PICC a una treintena de pacientes con resultados excelentes. En concreto, se trata de un tubo (catéter) flexible largo que se inserta dentro de una vena del brazo, bajo anestesia local, hasta la vena cava superior, según ha informado el centro en un comunicado.

De esta forma, el catéter se puede dejar implantado durante mucho más tiempo que un catéter intravenoso, por lo que, principalmente, se usa con tratamientos que van a durar más de una semana y hasta un año, evitando así continuas canalizaciones de vena periférica, molestias y dolor al paciente.

Un PICC se puede utilizar para extraer sangre o para suministrar medicamentos --irritantes, quimioterápicos, contrastes de TAC, RMN o PET-TAC, entre otros-- fluidos, nutrición/alimentación parenteral o productos sanguíneos --transfusión de sangre, plaquetas, entre otros--.

En el caso de fármacos quimioterápicos, el PICC posibilita mantener la integridad de las venas de los brazos, se reportan menos infecciones y complicaciones que con otros tipos de catéteres centrales, así como evita reacciones adversas locales a nivel vascular típicas de las terapias oncológicas --flebitis, trombos, extravasaciones, entre otras--.

UNIDAD DE ACCESO VASCULAR

El PICC es insertado por un equipo enfermero experto en terapias intravenosas entrenado para hacer este procedimiento y para lo que se ha creado en el Hospital Quirónsalud Infanta Luisa la primera Unidad de Acceso Vascular de la sanidad privada sevillana.

La colocación del PICC se llevará a cabo en la propia Unidad de Día, a donde el paciente tendrá que acudir cada siete o diez días para realizar las revisiones o curas necesarias, si bien podrá hacer una vida normal con una única venda o malla que resguarde la zona del brazo donde se ha implantado.

Desde la Unidad de Día, se recomienda prever con antelación la inserción del PICC para sacarle el máximo rendimiento a sus beneficios y evitar lesiones innecesarias en procesos terapéuticos de larga duración.

SERVICIO DE ENFERMERÍA

El Servicio de Enfermería de la Unidad de Día, coordinado por José Manuel Muñoz y Beatriz Gutiérrez, aborda todos los procesos enfermeros, aplicando las últimas tendencias e incorporando metodologías innovadoras.

Para ello, se ofrece una atención integral, en una unidad de día especializada, con un grupo multidisciplinar que trabaja en estrecha colaboración con especialistas de reconocido prestigio en áreas de oncología, cirugía, radioterapia, neumología, medicina interna, urología, digestivo, neurología o psicología.

En la Unidad de Día del Hospital Quirónsalud Infanta Luisa, se realiza desde tratamientos quimioterápicos, hematológicos, transfusiones, instilaciones vesicales, flebotomías, hierro IV, inmunoterapias y hasta ensayos clínicos.

Contador