Actualizado 09/07/2008 16:09 CET

Salud dice que el examen de competencias en las oposiciones del SAS "no es una prueba eliminatoria" que impida la plaza

SEVILLA, 9 Jul. (EUROPA PRESS) -

La consejera de Salud, María Jesús Montero, aseguró hoy que el examen de competencias a las oposiciones del SAS, tercer ejercicio que llevan a cabo los opositores tras la prueba teórica y el examen práctica, "no es una prueba eliminatoria", por lo que quiso dejar claro que "nadie se queda sin plaza por esta última prueba".

A preguntas de los periodistas tras informar sobre la situación de los tiempos máximos de espera en los centros sanitarios, Montero señaló que ésta última prueba "lo que mide son las competencias profesionales", si bien insistió que "no es un examen eliminatorio", en referencia "a lo que he leído de que hay un número de profesionales que se quedan sin plaza porque no han pasado dicha fase".

"Eso no es correcto, ese examen no es eliminatorio, sino las fases del examen teórico y el práctico", declaró Montero, quien enfatizó que el opositor que no obtiene la plaza en propiedad "es aquel que no sabe los conocimientos teóricos o no demuestra que sabe aplicar las técnicas prácticas que se le pide".

Igualmente, rechazó que el examen de competencias contemple preguntas capciosas, reseñó que "en ningún caso una pregunta puede ser capciosa", un calificativo que tachó además de "gratuito" al entender que "está achacando una intencionalidad a la Administración, que no la tiene".

De igual forma, negó que la prueba de evaluación de las competencias "sea como un test psicotécnico, como hoy aparece publicado", agregó.

"Los sistemas de selección de personas, ya sea de la Administración sanitaria como de cualquier tipo de empresa, lo que intentan es medir las competencias profesionales", prosiguió la titular del ramo, que destacó que ello ocurre "en todas las empresas del mundo y nosotros no somos una isla".

Por último, aseguró que dicha prueba "tampoco afecta a ese volumen de médicos, como aparece publicado", ya que, a su juicio, "muchas veces la información que se publica no se corresponde con aquello que ha ocurrido en el proceso de selección", sentenció.

Según publica hoy el rotativo El Mundo de Andalucía, dicho examen de competencias ha cortado de raíz las posibilidades de obtener plaza a 767 facultativos de la comunidad que habían aprobado el examen teórico y el práctico, es decir, lo que tiene relación directa con el trabajo.

Además, sostiene que esta prueba ha provocado, entre otros problemas, la confusión entre los propios profesionales, ya que no existe ningún temario ni forma de preparar dicho examen.