Actualizado 22/03/2012 19:06 CET

SAT protesta este viernes contra las condiciones de trabajo de La Ibense ante su nuevo local en la Encarnación

SEVILLA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

El Sindicato Andaluz de Trabajadores (SAT) ha convocado para las 20,00 horas de este viernes una concentración a las puertas del nuevo local que la heladería Ibense Bornay ha abierto en la plaza de la Encarnación de Sevilla para protestar por las condiciones de trabajo "tercermundistas" de dicha firma hostelera, que, según esta asociación, "incumple constantemente y de forma flagrante el convenio de hostelería de la provincia de Sevilla".

En un comunicado, el SAT ha precisado que la "última vuelta de tuerca" que ha motivado la protesta de este viernes es precisamente la apertura, por parte de La Ibense, de un nuevo local en Sevilla, lo que, a juicio de dicho sindicato, demuestra la "hipocresía" de dicha empresa, que "no tiene dinero para pagar lo legalmente establecido a sus trabajadores, pero sin embargo cuenta con recursos para ampliar su cadena de comercios".

En esta línea, la organización sindical ha señalado que lleva "varios meses" denunciando las condiciones laborales que dicha cadena de heladerías --que cuenta con mercado en varios continentes y factura "más de doce millones de euros anuales"-- "impone a sus trabajadores en Sevilla y Cádiz", que tachan de "tercermundistas", unas quejas que "han recibido como respuesta represión contra el delgado sindical del SAT y amenazas a los trabajadores que hablen con el sindicato".

En concreto, según el SAT, los camareros que trabajan en las heladerías de Ibense Bornay cobran "cinco euros la hora", no reciben pagos por la nocturnidad y su jornada media semanal se sitúa "en las 55 horas".

A tenor de estos datos, el SAT exige a la empresa "el cumplimiento inmediato de las condiciones legalmente establecidas en el convenio de la hostelería de la provincia de Sevilla", a la vez que ha anunciado que "seguirá denunciando cualquier atropello de las libertades sindicales y, con todas las acciones que sean necesarias, la persecución de los trabajadores que deciden reivindicar sus derechos".