Actualizado 13/03/2007 18:06 CET

Sevilla.- La Fundación Tres Culturas realiza 'Un Viaje por el Próximo Oriente' a través de una muestra fotográfica

'La Piel de las Piedras' narra a través de instantáneas una historia que va desde el Mediterráneo palestino hasta el desierto de Palmira

SEVILLA, 13 Mar. (EUROPA PRESS) -

La Fundación Tres Culturas, en colaboración con el Instituto Europeo del Mediterráneo, acogerá en marzo y abril, desde el próximo martes, la exposición 'La piel de las piedras. Un viaje por el Próximo Oriente', que recoge en una serie de instantáneas las vivencias personales de la fotógrafa Gloria Giménez, que narra una historia que va desde el Mediterráneo palestino hasta llegar al desierto de Palmira, sumergiendo al espectador en las diversas identidades y culturas del levante mediterráneo.

Gloria Giménez, nacida en Barcelona, es licenciada en Psicología por la Universidad de Barcelona. Según informó la organización a Europa Press, los 20 años de experiencia profesional y de formación permanente en España y en congresos internacionales han hecho de su profesión, la Psicología, una vocación, extrapolándola a su otra devoción, la fotografía.

En 1990, Gloria Giménez se inicia en la técnica del fotorreportaje estableciendo un paralelismo con su experiencia como psicóloga buscando mediante sus enfoques penetrar en las expresiones, en las miradas, en los gestos.

Los temas de las últimas exposiciones que ha realizado en Barcelona giran en torno a retratos, personajes, reportajes de viajes, entre los que se encuentran Senegal, Cuba, República Dominicana, Venezuela, Lisboa, Túnez, Siria, Jordania y Líbano.

Habitualmente utiliza el blanco y negro en toda su riqueza de matices para jugar con la luz y su movimiento, rompiendo las imágenes reales, eliminando las líneas y los perfiles para convertirlas mediante el difuminado en imágenes pictóricas, en ensueños que permiten establecer un juego con la realidad.

En 'La piel de las Piedras. Un viaje por el Próximo Oriente', Gloria Giménez crea cinco secuencias a través de sus fotografías. En la primera, 'Líneas en la arena', se muestra el Mediterráneo, una puerta a Oriente y su cultura y, en la otra orilla, Occidente. Ambas culturas acariciadas por las mismas aguas, que erosionan sus piedras hasta otorgarles textura de piel.

CINCO APARTADOS

La secuencia segunda, 'El viajar de una mirada', exhibe Oriente y la hospitalidad de sus gentes con imágenes comprometidas, donde el tiempo y el espacio se pierden en el objetivo de la cámara creando vínculos intemporales.

'Instantes', la tercera, se centra en la búsqueda de los espacios interiores, "un continuo encuentro y desencuentro con personas conocidas y a la vez desconocidas". El interés que mueve a la fotógrafa en los reportajes es hundirse con la velocidad personal que acompaña al otro, captar su esencia sin interrumpir su acción. Se exponen instantes en Siria, encuentros y desencuentros en Damasco, Alepo, Homs, calles, muros, zocos, mercados, espacios, momentos, gentes, Siria en instantes.

La secuencia cuarta, 'Peregrinación', se centra en espacios de culto, espacios para orar, leer, estudiar, conversar o descansar. Espacios sagrados convertidos en cotidianos. Se ven familias que en peregrinación van a orar, seguidas por las siluetas negras de sus mujeres, que alzan el telón que les separa de sus varones.

Por último, la secuencia 'El Desierto de Palmira' muestra las norias, en su torrente, que conducen por la estepa hasta llegar al desierto. Se observa un exigente camino marca su fin en la línea del horizonte y los nómadas escoltan a los visitantes en el árido viaje por el desierto.