Sevilla-Sucesos.-Ayuntamiento de Utrera convoca una concentración mañana por la muerte de una mujer a manos de su marido

Actualizado 06/05/2007 20:04:56 CET

La mujer podría ser enterrada o incinerada mañana después de haberse concluido la autopsia en el Anatómico Forense

SEVILLA, 6 May. (EUROPA PRESS) -

El Ayuntamiento de Utrera (Sevilla) convocó para mañana una concentración de cinco minutos ante las puertas del Ayuntamiento en repulsa por la muerte de una vecina de 83 años que fue apuñalada presuntamente por su marido.

Según informaron a Europa Press fuentes municipales, hasta mañana no se determinará cuándo se llevará a cabo dicho paro, si por la mañana o por la tarde, de forma que, según refirieron las fuentes, deberán reunirse previamente los portavoces de los distintos partidos políticos para determinar diversos aspectos de la concentración.

Asimismo, dichas fuentes indicaron que la víctima "podría ser enterrada o incinerada mañana" después de que haya concluido la autopsia del Instituto Anatómico Forense. Las fuentes indicaron que los familiares de esta mujer están a la espera de recibir autorización para poder incinerar su cuerpo, un permiso necesario debido a las circunstancias de la muerte.

Por su parte, el hombre de 79 años detenido por la Guardia Civil el pasado viernes como presunto autor de la muerte de su mujer en su domicilio de Utrera pasó hoy a disposición judicial, de forma que el detenido tendrá que declarar ante el titular del juzgado numero dos de Utrera, que está de guardia y que está instruyendo las diligencias del caso.

Este individuo, cuya identidad responde a las iniciales de A.A.O., fue detenido el pasado viernes por la noche como presunto autor de la muerte de su esposa, Consuelo G.O., de 83 años, tras asestarle unas 14 puñaladas en el cuello en la calle Madres Carmelitas en Utrera.

Según informaron a Europa Press fuentes de la Guardia Civil y fuentes municipales, el suceso tuvo lugar sobre las 21.30 horas del viernes en el domicilio de la pareja, que no tiene hijos. Consuelo G.O., de 83 años, recibió 14 puñaladas en el cuello, algunas de las cuales le seccionaron la yugular y la tráquea".