Sindicatos de funcionarios hacen este viernes jornadas de brazos caídos y piden "negociar de cero" el ajuste de Junta

Actualizado 13/07/2012 7:57:03 CET

SEVILLA, 13 Jul. (EUROPA PRESS) -

Los sindicatos andaluces de empleados públicos han anunciado que este viernes llevarán a cabo una jornada de protesta de "brazos caídos" o "huelga de celo" en las administraciones públicas en contra de las medidas anunciadas por el Gobierno central, y han pedido a la Junta que "se negocie partiendo de cero" el plan de ajuste aprobado por el Gobierno, para "no perjudicar doblemente" a los empleados públicos.

De esta forma, algunos sindicatos piden que "la Junta no toque ninguna de las pagas extras y deje en suspenso ese recorte", toda vez que "el Gobierno va a suprimir la paga extra de Navidad, por lo que el recorte aprobado por la Junta no tendría sentido y agravaría más nuestra situación".

Asimismo, los empleados públicos van a llevar a cabo este viernes una jornada de "brazos caídos" o "huelga de celo" en todos los centros de trabajo de las administraciones en Andalucía, con concentraciones "que se prolongarán durante toda la jornada laboral" y con lo que pretenden "visualizar nuestro malestar y hacer ver qué ocurre cuando los empleados públicos no trabajan".

Advierten de que junto a esta movilización se producirán otras acciones, como una concentración para el lunes convocada por CSIF --ya prevista antes del anuncio de Rajoy-- o las manifestaciones previstas para el 19 de julio a nivel nacional, en una serie de movilizaciones que serán "largas y contundentes" y que se prolongarán durante el verano y el otoño, con la previsión de convocar huelga general en septiembre en la Administración.

Asimismo, UGT ha anunciado que prevé acudir el dia 15 a las puertas del congreso del PP-A en Granada, donde prevén que acuda el propio Rajoy, para "pedirle explicaciones sobre por qué nos está robando nuestro dinero".

Fuentes de CSIF lamentan que se trate a los empleados públicos como "la caja de ahorros de este gobierno, donde cada vez que necesitan dinero meten la mano en empleo público y se llevan el dinero a su antojo".

En declaraciones a Europa Press, este sindicato considera que "llueve sobre mojado" en el "recorte" a empleados públicos" y considera que "no se valora económicamente los efectos de la reducción salarial a esos más de dos millones de empleados, que traerá una reducción del consumo". "A los empleados públicos se les ataca una y otra vez, estamos hartos de esta clase política sin ideas", agrega.

Asimismo, han apuntado que en Andalucia "ya se ha recortado un cinco por ciento el salario de empleados públicos, por lo que si se recorta ahora otro siete por ciento adicional, el ahorro en la Junta sería del 12 por ciento", tras lo que pide a la Junta que "establezca mecanismos para que se compense esta nueva rebaja del salario y así los empleados públicos solo tengan que aportar la diferencia entre ambos porcentajes".

"Los empleados públicos nos sentimos más saqueados que el resto de trabajadores", aseveran fuentes de CSIF, quienes consideran que la Junta "debería convocar a los sindicatos y plantear hacer un nuevo planteamiento sobre el ajuste autonómico".

Por su parte, fuentes de UGT consideran que la Junta "debe revisar su propio decreto, ya el Gobierno nos ha quitado la paga extraordinaria de Navidad entera, por lo que el Gobierno andaluz no tiene que recortar y no puede quitarnos más de lo que nos ha quitado".

Lamenta que, con estas "medidas estrepitosas" se produzca un "atraco diario a los funcionarios, que no llevan nada en los bolsillos y a los que no se les pueda quitar nada más", por lo que apuesta por "reaccionar contundentemente frente a este Gobierno, no se le puede permitir que termine la legislatura, hay que echarlo, y si no tenemos capacidad para echarlos, no hay nada que hacer".

"Vivimos una situación muy deprimente, pero hay que tener ilusión, coraje, rabia para luchar contra el desmantelamiento del sector publico para dárselos a manos privadas", han agregado fuentes de FSP UGT-A, quienes apuntan que los empleados públicos "llevamos perdidos casi un 30 por ciento de capacidad económica y poder adquisitivo".

Para FSP UGT-A las medidas de Rajoy son "una estafa al ciudadano, pues si en Andalucía hay unos 500.000 empleados públicos y cobran de media 1.200 euros de paga extra de Navidad, son cerca de 600 millones de euros los que Andalucía deja de percibir, por lo que habría menos consumo". Además consideran esta medidas "un insulto al parado y un robo al empleado público".

Por su parte, fuentes de CCOO consideran, en declaraciones a Europa Press, que el contexto económico y social "es completamente distinto" tras los nuevos ajustes por lo que creen que el Gobierno andaluz "debe replantearse su decreto para que ni los ciudadanos ni los empleados públicos salga castigado", por lo que exige la retirada del actual plan de ajuste autonómico.

En ese sentido, plantea que la Junta "parta de cero y replantee completamente el decreto del plan de ajuste de la Junta, toda vez que no se debe abordar una sola medida, como las pagas extra, sino replantearnos el conjunto de medidas". "Habría que paralizar el decreto ley y ver el contexto", agregan las fuentes.

CCOO, que manifiesta su "más enérgico y absoluto rechazo" a los nuevos recortes, ha advertido de que las movilizaciones seguirán "hasta que se cambien las políticas y se busquen otras alternativas, pues se están dando un golpe muy duro a empleados públicos, ciudadanos y trabajadores; hay que buscar otro rumbo a esas políticas".

Además, ha anunciado su intención de celebrar en los próximos meses una consulta a la ciudadanía para que se pronuncie sobre los recortes sociales y laborales.

SAFJA Y USTEA

Por su parte, fuentes de Safja han rechazado "absolutamente" las nuevas medidas del Gobierno, toda vez que "llevamos dos años de bajada de sueldo y congelación salarial", de forma que en Andalucia "se agrava aún más el problema pues a los recortes de Rajoy se suman los de Griñán", de forma que "los empleados públicos vamos a tener gravísimos problemas para subsistir, sobre todo los interinos; nos vemos abocados a la miseria".

Por ello, fuentes de este sindicato esperan que la Junta "finalmente no aplique sus recortes, porque, de lo contrario, todo será más terrible", de forma que esperan que el Gobierno andaluz "no aplique los recortes sobre las pagas extraordinarias".

"Siempre nos recortan a los mismos y como mínimo tendremos una reducción mínima mensual del cinco por ciento", agregan fuentes de Safja, quienes aseguran que están estudiando iniciar "las acciones que hagan falta" tanto legales como movilizaciones, ya que "creemos que no va a acabar aquí y si no hacemos nada van a seguir dando tijeretazos".

Safja, que espera al BOE para ver el detalle de las medidas, ha apelado a la unidad sindical y considera que "habrá que hacer otras medidas más contundentes", tras reiterar su "absoluto rechazo" a las medidas de Rajoy. "Nos recortan gobiernos de todos los colores", se lamenta.

Por su parte, fuentes de Ustea han pedido, en declaraciones a Europa Press que la Junta "no toque la paga extraordinaria de diciembre en su decreto ley" y lamenta los "atropellos que recibimos los empelados públicos por parte de Junta y Gobierno", de forma que "los empleados públicos pagamos más que nadie esta crisis".

"Estamos recibiendo una agresión ilegal, entre unos y otros y estos recortes van en contra de la directiva europea 1999/70", aseveran fuentes de Ustea, quienes apelan a la unidad sindical, ya que consideran que "se produce una pérdida económica muy grave pero también habrá pérdida de derechos".

Ustea considera que España "va a terminar peor que los griegos" y lamenta que se produzcan "recortes de un plumazo para pagar el despilfarro de los políticos". Asimismo, advierte de que el aumento de la jornada laboral "supondrá más destrucción de empleo".