Actualizado 17/01/2022 10:43

Suspendido el desalojo previsto sobre una mujer gravemente enferma y su familia en la zona humilde de San Juan (Sevilla)

El matrimonio afectado por el desalojo atiende a los medios de comunicación antes de la llegada de la comisión judicial
El matrimonio afectado por el desalojo atiende a los medios de comunicación antes de la llegada de la comisión judicial - EUROPA PRESS/FERNANDO BARROSO

Varias decenas de vecinos de la localidad acuden a apoyar a los afectados por el desahucio

SAN JUAN DE AZNALFARACHE (SEVILLA), 17 Ene. (EUROPA PRESS) -

Finalmente ha sido suspendido el desahucio previsto para las 9,30 horas de este lunes sobre una vivienda del barrio desfavorecido de Santa Isabel, ubicado en San Juan de Aznalfarache (Sevilla) y conocido como la "esquina del gato", habitada por pareja y sus dos hijas mayores de edad después de que la familia dejase de pagar hace años la hipoteca concertada para la adquisición de la vivienda a cuenta de su situación económica.

Pepe y Antonia, el matrimonio afectado por la orden de desahucio, ella gravemente enferma de cáncer, han explicado a los medios de comunicación minutos antes de la hora fijada para la ejecución del desalojo que adquirieron la vivienda en cuestión gracias a una hipoteca concertada con el banco Santander, si bien tras quedar él en paro durante la anterior crisis económica, iniciada en 2008, ya no podían hacerse "cargo" del pago de las cuotas.

El prolongado impago de las cuotas de la hipoteca, según han explicado, devino en que la titularidad de la vivienda, un piso de escasas dimensiones de un bloque humilde enclavado en un barrio de San Juan marcado por situaciones de exclusión social, recayese finalmente en la propia entidad financiera.

"El banco se quedó con la vivienda y el primer desahucio se paró", ha rememorado Pepe, explicando que desde hace algún tiempo ha conseguido encontrar un empleo cuyos ingresos le permitirían al menos "pagar un alquiler social", si bien la sociedad bancaria, como dueña del piso "no quiere" esta solución. "Lo que quieren es quedarse con la vivienda, como tantas que se han quedado en la barriada", muy desfavorecida pero estratégicamente localizada junto a la estación de metro de San Juan Alto.

Antonia, de su lado, ha mencionado su situación a cuenta de su grave enfermedad y ha reclamado que se les permita "un alquiler social" hasta "encontrar algo" que solucione su necesidad de vivienda. "No podemos dar de sopetón siete millones (de las antiguas pesetas) y encima irnos a la calle ¿En qué cabeza cabe?", ha manifestado esta mujer.

Convocados por la plataforma en defensa de la vivienda, varias decenas de vecinos han acudido a apoyar a esta familia, asistiendo además la concejala de Vivienda, María José Quesada, quien había emprendido gestiones para buscar una solución; otros miembros del Gobierno local del Ayuntamiento de San Juan, conformado por el PSOE y Unidas Podemos; y el diputado autonómico no adscrito Nacho Molina, perteneciente a la refundada marca Adelante Andalucía.

Poco después de las 9,30 horas, la comisión judicial ha hecho acto de presencia, pero para anunciar la suspensión del desalojo, ante lo cual los vecinos congregados a las puertas de la vivienda han mostrado todo su júbilo coreando cánticos mientras Pepe agradecía el respaldo mostrado. "Han dicho que tengo que esperar para negociar un alquiler social y la dación en pago" de la vivienda, manifestaba Pepe.

631910.1.260.149.20220117103933
Vídeo de la noticia

Más información