Actualizado 22/03/2012 20:51 CET

UGT-A resalta la "normalidad" en el acuerdo de los servicios mínimos y critica la actitud de los empresarios

SEVILLA, 22 Mar. (EUROPA PRESS) -

La portavoz de UGT en Andalucía, Pilar Marín, ha resaltado este jueves "la normalidad" en el desarrollo de las mesas de negociación con la Junta de Andalucía para acordar los servicios mínimos de cara a la huelga general del 29 de marzo, si bien ha criticado la actitud de los representantes de los empresarios que han tildado la convocatoria de huelga política.

En declaraciones a Europa Press, Marín ha destacado que las mesas de negociación se han desarrollado con "total normalidad" y acorde a los criterios establecidos en anteriores huelgas generales.

En este sentido, ha apuntado que la Administración andaluza ha respetado los términos legales y jurisprudenciales que existen en relación a la sentencia del Tribunal Constitucional que enmarca cuáles son los servicios esenciales en la comunidad y que mínimos se tienen que establecer para que "no sean desequilibrados en cuanto al respeto al derecho a ejercer la huelga, que está amparado constitucionalmente".

"La administración andaluza igual que fue respetuosa en estos términos en las anteriores huelgas, como el 22 de junio de 2002 y el 29 de septiembre de 2010, ahora el criterio que se ha seguido es el que se marcó en la huelga de 2010", ha subrayado.

Marín ha explicado que, en primer lugar, se ha desarrollado la mesa de Empleo, como autoridad laboral, y posteriormente fueron convocadas las de Hacienda y Administración Pública para acordar los del personal funcionario que depende de las distintas Consejerías; la de Justicia; la de Sanidad que se ha celebrado este jueves, y este viernes se celebrará la de Educación, donde, como en la anterior huelga general, se propone como servicio mínimo una persona del equipo directivo.

"Las centrales sindicales han sido respetuosas con determinados servicios que atañen a la salud y así hemos estado de acuerdo con servicios que no desamparen temas como tratamientos de oncología, diálisis y urgencias", ha subrayado.

No obstante ha criticado la actitud de los representantes de los empresarios, que "si en la anterior negociación tuvieron una actitud más complaciente, ahora han dado un giro y han tenido el atrevimiento de calificar la huelga como huelga política".

Ante esto, Marín ha pedido "mucha más responsabilidad" a los representantes de los empresarios y ha indicado que "si tienen el atrevimiento de hacer esta afirmación, no pierdan ni un segundo en irse a los juzgados y denunciar con pruebas que esto es así, porque si fuera huelga política sería ilegal".

"UGT y CCOO ante la reforma laboral más agresiva de la historia de la democracia si tiene alguna razón política que ha llevado a convocar esta huelga es en cuanto a políticas de recortes laborales y sociales", ha cerrado.