Publicado 17/11/2021 10:59

Los universitarios de Sevilla, convocados a una asamblea para posicionarse contra las enmiendas a Ley de Convivencia

Archivo - La asamblea de universidad está convocada en el Rectorado de la US.
Archivo - La asamblea de universidad está convocada en el Rectorado de la US. - US - Archivo

SEVILLA, 17 Nov. (EUROPA PRESS) -

Los cerca de 60.000 estudiantes de la Universidad de Sevilla están convocados este jueves 18 de noviembre, a las 10,00 horas en el Rectorado, a una asamblea de universidad en la que, en su punto número siete del orden del día, se plantea la "aprobación, si procede, de la postura del estudiantado de la Universidad de Sevilla sobre la enmienda presentada a la Ley de Convivencia Universitaria" impulsada por el Ministerio de Universidades de Manuel Castells para sustituir al Régimen Disciplinario aún vigente y que data de la época franquista.

La asamblea de universidad es el máximo órgano de participación y decisión de los estudiantes de la Universidad de Sevilla y para su celebración se requiere la asistencia de "al menos, un 5% del estudiantado", porcentaje que, en caso de no alcanzarse, no permitiría la constitución de la asamblea. Las clases se interrumpen en caso de que la reunión pueda celebrarse.

El Pleno del Consejo de Alumnos de la Universidad de Sevilla (Cadus) ya ha mostrado su rechazo a las enmiendas presentadas en el Congreso de los Diputados por el PSOE, Unidas Podemos y ERC, siendo los dos primeros partidos los que conforman el Gobierno de coalición de España, que consensuó, precisamente, el borrador de la Ley con las universidades y los representantes del estudiantado.

En su pronunciamiento, el Cadus recalca que el borrador es el "culmen de un año de trabajo y consenso" para que los "pilares fundamentales" de la nueva Ley sean "la mediación de los conflictos y la creación de alternativas a la aplicación de las sanciones". La propuesta fue elevada al Congreso con la "esperanza de su aprobación", pero las enmiendas presentadas por socialistas, Unidas Podemos y ERC "pretenden poner fin al acuerdo alcanzado, utilizando la autonomía universitaria en contra de la propia comunidad universitaria para dinamitar el consenso".

El Cadus se pronuncia así porque las enmiendas "eliminan la mediación" y apuestan por que "sean las universidades las que decidan los mecanismos a aplicar frente a los procesos disciplinarios". "Deja de ser una Ley de Convivencia para volver a ser un régimen sancionador del estudiantado como es el Reglamento Disciplinario de la Dictadura franquista". La representación de los estudiantes de la US lamenta la postura de las tres formaciones políticas del Congreso de los Diputados al entender que con ella se está "atentando contra el consenso de la comunidad universitaria".