Publicado 31/03/2014 20:20:02 +02:00CET

Valderas asegura que "cada día está más claro que donde acaba la memoria ha de empezar la historia"

SEVILLA, 31 Mar. (EUROPA PRESS) -

El vicepresidente de la Junta, Diego Valderas, que ha presentado este lunes en Sevilla el libro 'Testigos de la Memoria' del periodista Rafael Guerrero, editado por la dirección general de Memoria Democrática dependiente de la Consejería de Administración Local y Relaciones Institucionales, ha señalado "que cada día está más claro que donde acaba la memoria ha de empezar la historia" y en el caso de España una memoria "que permita pasar página, pero después de haberla leído colectivamente".

"Necesitamos ejercer la recuperación de la memoria como hace este libro a través del periodismo especializado. Necesitamos que este periodo de la historia esté en las escuelas. Necesitamos acabar con los largos silencios .Y necesitamos legalidad reparadora" ha subrayado el vicepresidente de la Junta.

Hacer memoria, ha continuado en su intervención, es tanto como hacer justicia con un periodo de nuestra historia que dejó en Andalucía 60.000 asesinatos políticos; decenas de miles de procesados en Consejos de Guerra; miles de encausados por las Comisiones de Incautación de Bienes y por los Tribunales de responsabilidad política y miles de condenados por el Tribunal Especial para la Represión de la Masonería y el Comunismo.

Para Valderas, los 21 testimonios que recoge esta obra "cargados de optimismo vital, de experiencia cierta, de compromiso con las ideas, llenos de solidaridad y fraternidad" sirven para entender la necesidad de una política pública de Memoria Democrática asumida por todos los poderes públicos y ejercida responsablemente por los diferentes actores sociales.

En este sentido, ha asegurado que una política pública para vertebrar la Memoria Democrática debe partir "de una verdad contrastable, recuperando el relato y una trama narrativa que nos reconcilie con la verdad y nos aleje de procesos amnésicos de falsa unanimidad, añadiendo que el anteproyecto de la nueva Ley de Memoria Democrática aprobado el pasado 11 de marzo por el Consejo de Gobierno "no pretende reabrir heridas sino cerrarlas definitivamente".

Para Valderas, la Ley reafirma el compromiso del Gobierno andaluz con los derechos humanos, con los derechos de la víctimas a la justicia, la verdad y la reparación y fortalece los pilares de la democracia" solo conociendo la verdad se puede evitar volver a actitudes del pasado ".

Se trata de sumar esfuerzos de todos los demócratas a favor del derecho a conocer la verdad de la historia del pueblo andaluz por sus derechos y libertades, derecho a la justicia y derecho a la reparación como garantías de no repetición, y en esta tarea "creo de enorme importancia" resaltar la estructuración de un compendio de testimonios diversos bajo principios de coherencia argumental que recoge "Testigos de la Memoria", que sin perder la frescura de una entrevista radiofónica permite acercarnos a nuestra historia sin ocultaciones y sin manipulaciones, con datos basados en documentos contrastados y en testimonios orales.

Por último, Valderas ha reiterado su convencimiento de que se está actuando en la dirección correcta, y ha expresado que no es casual que en apenas un mes decenas de actos públicos organizados por la sociedad civil, por las asociaciones memorialistas y apoyados por la dirección general de Memoria Democrática se abran paso en Andalucía, y logren ensamblar con naturalidad el trabajo académico con el divulgativo, las instituciones y las organizaciones.