Un acto rememora por primera vez el papel que tuvo el Monasterio oscense de Obarra en determinar el calendario cristiano

Actualizado 28/10/2012 12:42:32 CET
- CEDIDA

Un toque de tambores del Bajo Aragón unirá el inicio del calendario y el final

HUESCA, 28 Oct. (EUROPA PRESS) -

Un acto que tendrá lugar este lunes, 29 de octubre, rememorará por primera vez el papel que tuvo el Monasterio de Obarra, ubicado en el término municipal de Beranuy (Huesca), para determinar el calendario cristiano, concretamente, las solemnidades que cambian de fecha cada año, como la celebración de la Semana Santa.

"No se conocen otros espacios en todo el románico" donde ocurra esto, por lo que el monasterio actuó en su momento como "referencia para toda la cristiandad", ha explicado a Europa Press el coordinador de la Asociación Amigos del Románico-Aragón, Pedro Sanz Quibus, entidad que colabora con este evento, organizado por la Asociación Mallata de Graus.

Ha agregado que "sí se conocen varios sitios donde ocurre este fenómeno con rayos de sol, pero no con el rayo de luna". Así, el acto permitirá contemplar como en el segundo plenilunio de otoño, es decir, en la segunda luna llena de otoño, un rayo de luz de luna iluminará durante algo menos de media hora la iglesia del citado monasterio, fecha a partir de la cual se cuentan 21 semanas para determinar la primera luna llena de primavera, cuyo siguiente domingo es Pascua.

Esta última fiesta cristiana ordena los tiempos anteriores, principalmente la Cuaresma, y las festividades posteriores que son móviles todos los años. En esta iglesia, también se puede ver el rayo de sol en las fechas que rodean al solsticio de verano.

La iglesia, denominada de Santa María de Obarra, fue construida entre los años 1008 y 1025 y los monjes benedictinos la utilizaron "como espacio astronómico, para poder realizar los calendarios" ya que en ese momento "había unas tablas de unos especialistas que permitían hacerlos, pero había fallos".

El coordinador de la Asociación Amigos del Románico-Aragón ha precisado que solo en los plenilunios segundo y tercero de otoño se produce este fenómeno, que tiene lugar alrededor de las nueve de la noche, y por el que entra el rayo de luna por la ventana principal del ábside e ilumina entre 15 y 20 minutos el interior de la iglesia, para "no volver a aparecer hasta el año siguiente".

Sanz ha indicado que antiguamente, en esos momentos, los monjes rezaban las oraciones Completas, mientras que en el acto que tenga lugar este lunes habrá una actuación de los Tambores del Bajo Aragón de La Puebla de Híjar.

PRIMER Y ÚLTIMO TOQUE

El coordinador de la Asociación Amigos del Románico-Aragón ha apuntado que "este primer toque que va a ser el inicio del último toque de la Semana Santa del Bajo Aragón", donde los tambores "son los que rompen la hora", de forma que se conecta "el inicio del calendario con el final del calendario".

Previamente, a las 18.00 horas, tendrá lugar una conferencia del profesor de Historia del Arte de la Universidad de Zaragoza, Esteban Lorente, investigador en esta materia, titulada 'El fenómeno lumínico del rayo de luna en el monasterio benedictino de Obarra'.

Asimismo, a las 19.10 horas, habrá una audición de música sacra, que correrá a cargo de Paco Baena, y una observación astronómica del cielo efectuada por la Asociación de Amigos de Fantova. A las 20.45 horas, se observará el fenómeno lumínico, a las 20.50 horas actuarán los Tambores del Bajo Aragón y a las 21.30 horas se celebrará una cena elaborada por el Restaurante Obarra.

El coordinador de la Asociación Amigos del Románico-Aragón ha señalado que con este acto "se pretende poner en valor" este monasterio y realzar "la importancia que ha tenido", que "no se conoce", tanto por su historia, como por sus características constructivas y por "las forma de vivir de los monjes" de antaño.

En este sentido, ha expuesto que es un edificio del románico lombardo, un "ejemplar de mucha importancia dentro del antiguo Reino de Aragón y del Condado de la Ribargorza".

Ha añadido que esta es la primera vez que se organiza este acto, pero se quiere mantener en próximo años, también con el objetivo de contribuir a mantener este edificio abierto, algo que "siempre ha sido difícil" en lugares alejados de las poblaciones importantes.

Al respecto, ha explicado que la iglesia está reconstruida, mientras que "de la parte abacial se mantiene algún muro", un lugar al que se le da actualmente uso turístico, ya que se puede visitar, así como cultural, con la organización de algunas actividades en él. El edifico es propiedad del Obispado de Barbastro-Monzón.

Esta actividad, organizada por la Asociación Mallata, cuenta con la colaboración de la Diputación Provincial de Huesca, el Ayuntamiento y la parroquia de Beranuy, el Obispado de Barbastro-Monzón, el Ayuntamiento de La Puebla de Híjar y la Comarca de la Ribagorza.