Albalate del Arzobispo trabaja por recuperar costumbres de Semana Santa

Actualizado 28/03/2015 17:17:41 CET
Rompida de la hora en Albalate del Arzobispo
Foto: AYUNTAMIENTO DE ALBALATE

ALBALATE DEL ARZOBISPO (TERUEL), 28 Mar. (EUROPA PRESS) -

   Albalate del Arzobispo fue, en 1983, una de las últimas localidades en unirse a la Ruta del Tambor y Bombo. Pese a ello, la presencia de estos instrumentos en Semana Santa y los días previos no es menor que en cualquiera de los otros ocho municipios del Bajo Aragón que integran esta asociación.

   El sonido del tambor y el bombo está "en las raíces" de estos pueblos y, por lo tanto, también en las de Albalate, un municipio que, en los últimos años, ha tratado de recuperar algunas de las tradiciones vinculadas a estas fiestas que se habían perdido, según ha explicado el representante del grupo de tambores y bombos en la Junta Local de Semana Santa, Carlos Gómez.

   Una de ellas es el Canto del Reloj de la Pasión, una composición que narra la Pasión de Cristo en 24 coplas y que es cantada por los Rosarieros, acompañados por los tambores y bombos. Según ha detallado Gómez, el albalatino Fernando Gabarrús fue quien recuperó estos cantos, que antiguamente se interpretaban todos los domingos del año "para despertar a la gente". En la actualidad y desde hace cuatro años, este acto ha pasado a celebrarse en días señalados, como es el Pilar o Navidad, y en la madrugada del Viernes Santo.

   A las 2.00 horas de la madrugada, los tambores y bombos dan por terminada la rompida de la hora, que comienza a las 24.00 horas del jueves y finaliza en el Monumento del Tambor. Desde ahí, los cofrades  acompañan a los Rosarieros en su recorrido por las más de diez capillas del casco viejo de la localidad, donde se realizan los rezos.

   No obstante, ésta no es la primera ocasión en la que se escucha el redoblar de los instrumentos locales. Ya el Domingo de Ramos, igual que ocurre en otros pueblos de la Ruta, tienen lugar actos relacionados con estos instrumentos. En Albalate, esta cita es la  Exhibición Local de Grupos de Tambores y Bombos, que se celebra en la plaza de Toros.

   Su sonido está también presente en el Via Crucis del Viernes Santo por la mañana. Este evento congrega a mucha gente. Tras la subida del Nazareno al Calvario y el rezo de las estaciones, todos los participantes regresan a la plaza del pueblo y, "aunque no está programado como un acto en sí, los tambores y bombos comienzan a tocar".

   Los ritmos tamborileros tan solo cesan a la hora de comer ya que, a primera hora de la tarde, los músicos vuelven a salir a las calles instrumento en mano. La tarde transcurre entre las vibraciones de los redobles hasta que, a las 20.00 horas, se celebra la procesión del Entierro, en la que participan las ocho cofradías, además del Grupo de Alabarderos y el de tambores y bombos.

MUSEO DE LA SEMANA SANTA

   Uno de los actos que mayor interés despierta entre los vecinos de la localidad es el cese de toques, que simboliza el final de las celebraciones festivas de la Semana Santa, tal y como ha afirmado Gómez. Tras la procesión del Traslado de imágenes, que devuelve las peanas al Museo de la Semana Santa, abierto en 2011, los cofrades se reúnen para tocar, aunque sin vestir su túnica. A la señal del alcalde, que baja un pañuelo, el silencio se impone en la plaza y los tambores y bombos no vuelven a sonar hasta el año siguiente.

FIESTA DE INTERÉS TURÍSTICO NACIONAL

   La Semana Santa de Albalate del Arzobispo, cuyo origen está ligado a la existencia de un convento de padres capuchinos, la Venerable Orden Tercera de San Francisco, fue proclamada Fiesta de Interés Turístico Nacional en 2005 junto a las del resto de pueblos incluidos en la Ruta.

   Además, desde 2014, cuenta también con el distintivo de Fiesta de Interés Turístico Internacional, lo que supone, ha resaltado Gómez, un hito "muy importante" para estas localidades.

   Desde su integración en la Ruta, Albalate del Arzobispo ha celebrado varios actos relacionados con la cultura de estos instrumentos. Una de ellos tuvo lugar en abril de 2011, cuando la localidad fue sede de las Jornadas Nacionales de Exaltación del Tambor y Bombo. Más de 3.000 tamborileros de 21 localidades de toda España acudieron para mostrar sus toques y costumbres.